Ser médico en Alemania

Ser médico en Alemania

¿Es posible ejercer como médico en Alemania cuando has nacido en otro país y el alemán no es tu lengua materna? Nuestra protagonista de hoy es un claro ejemplo de que sí es posible.

Hoy tenemos el honor de tener a Fabiola en el blog, una mujer que compagina su carrera profesional con su papel como madre en Alemania. Y además, le sobra el tiempo para acompañarnos en su canal de Youtube: Fabi en Alemania. ¿Cómo lo consigue? ¿Qué piedras se ha encontrado en su camino? ¿Cómo influye su maternidad en su vida profesional? ¿Cuál es la clave del éxito? Quédate hasta el final porque hoy nos lo cuenta 😉 .

Comencemos por las presentaciones…

Hola Ana. Muchas gracias por tenerme con Uds! Me llamo Fabiola, soy peruana y estoy por esta parte del mundo desde hace casi 14 años. Llegué a Alemania a comienzos del 2005. Empecé con el Studienkolleg, la escuela preuniversitaria obligatoria para los estudiantes que no tienen un Abitur (Selectividad) o un bachillerato internacional equivalente.

Después de un año, empecé la carrera de medicina en la universidad de Heidelberg. Terminé mis estudios en el año 2013 y desde el 2014 estoy haciendo la especialidad de Dermatología en la ciudad de Nuremberg, Bavaria.

Tuve una pausa por baja de maternidad porque tuve a mi hija, Emilia, que ya en abril cumple dos años. Y les cuento que desde fines del 2018 regresé a trabajar y combino el rol de madre, ama de casa y esposa, con el mundo médico.

Tengo entendido que la carrera de médico es larga y compleja, ¿en qué consiste la formación de un médico en Alemania?

La carrera de medicina dura 12 semestres – aproximadamente 6 años – y consta principalmente de dos etapas. La parte pre-clinica (Vorklinik) y la parte clínica (Klinik).

En la Vorklinik – 4 semestres – las materias que se imparten son generales como Física, Fisiología, Química, Biología, Anatomía, Psicología médica, entre otros. A la par, se tienen que hacer cursos de primeros auxilios y prácticas en el hospital (Pflegepraktikum). Terminando esta primera etapa, tienes que superar el conocido Physikum, que es el primer examen médico estatal.

Una vez aprobado el Physikum, puedes continuar con los estudios, es decir, con la Klinik. Esta etapa dura 6 semestres más. Ahí los cursos van más orientados a las diferentes especialidades. Por ejemplo, Patología, Microbiología, Farmacología, Genética Humana, Medicina General, Ginecología, Ortopedia, Dermatología, etc. Durante estos semestres los estudiantes tienen que realizar también prácticas (Famulatur) en un hospital o consultorio privado, un total de 4 meses. Terminando la segunda etapa, Klinik, se rinde el segundo examen médico. Una vez que pasas este segundo examen, empieza el año práctico. En estos 12 meses se hacen prácticas en Medicina Interna, Cirugía y la disciplina que cada uno decida. Después se da el tercero y también último examen médico. Una vez que apruebas este examen lo has logrado finalmente. Es un camino bastante largo, pero con empeño y dedicación es posible para cualquier persona.

Imagino que en todo esto el aprendizaje del idioma ha sido un reto adicional

Yo tuve el gran privilegio de haber llegado a Alemania con un nivel de alemán medio. En el colegio donde estudié el primer idioma extranjero era el alemán y no el inglés, y lo enseñan desde el jardín de infancia.

Pero cuando llegué, tuve que reforzar mis conocimientos de alemán. Y no sólo con los cursos de alemán que daban en el Studienkolleg. Sino que como siempre lo aconsejo, lo más importante es rodearte y empaparte del idioma. Ya sea con libros, con música, con películas, con personas (tándem partner), cambiando el idioma del celular o la tablet al alemán. Y algo que a mi personalmente me ayudo muchísimo es llevar un cuaderno con mucho vocabulario para todos lados. Estudiarlo, actualizarlo. Hoy en día también hay muchas Apps que te hacen la vida más fácil en ese sentido.

¿Qué le recomendarías a alguien que esté pensando en venirse a ejercer de médico a Alemania?

Desde el punto de vista profesional, el ser extranjero y no hablar el alemán como lengua materna es un reto adicional que no tienen los médicos alemanes. Por eso, cualquier persona que me comenta que quiere venir a trabajar como médico a Alemania y me pregunta qué hacer,  siempre le digo que primero aprendan el alemán bien.

A nivel del lenguaje técnico, diría que es hasta más fácil comunicarte que en otras profesiones. Ya que muchas palabras en alemán médico técnico vienen del latín. El gran reto viene cuando se trata de hablar con los pacientes. Porque a ellos sí hay que hablarles en un alemán común y corriente. Y lo difícil es, por un lado explicar enfermedades, tratamientos, pronósticos, y por otro lado, mostrar la empatía que necesita un paciente ante situaciones difíciles poniéndote al nivel de cada paciente, sin usar palabras rebuscadas. Todo es cuestión de práctica.

¿Cómo consigues compaginar la maternidad y trabajo en Alemania?

Para serte sincera, en casa es aún todo un loquerío cuando yo tengo guardias. A mi esposo le da el soponcio cada vez que sabe que tengo guardia los domingos. Porque todo esta cerrado en Alemania, entonces las cosas que puede hacer afuera con la niña son poquísimas. Y más aún en invierno. En realidad, aún nos estamos adaptando.

Para mí el problema no son las noches en vela (que igual las tengo con mi hija, que todavía no duerme de corrido). Lo que se me hace difícil es dejar a mi esposo y a mi hija por tres o cuatro noches seguidas o los fines de semana. No tenemos familiares cercanos y tampoco tenemos una babysitter. Entonces todo lo hacemos nosotros solos.

Pero el trabajo en equipo es mucho más llevadero. Como te digo mi esposo se queda con ella y se encarga de todo durante esos días. Lo bueno es que o antes o después de las guardias de noche tengo días libres. Entonces en esos días él descansa y yo tomo la posta hasta que ambos estemos “descansados” como para seguir con la rutina.

Y por otro lado, te cuento que en el hospital hay mucha consideración para los papás o mamás. Si necesito vacaciones durante el tiempo que la guardería cierra y hay otras personas que también quieren esos días de vacaciones, nosotros los padres tenemos preferencia. Con respecto a fechas importantes como Navidad, Año Nuevo, día del Padre o Madre, etc. Ocurre lo mismo. En ese sentido estoy muy sorprendida positivamente y muy a gusto en mi actual trabajo.

Por lo que veo, te sientes muy a gusto ejerciendo tu profesión en Alemania. ¿Qué diferencias observas entre ser médico en Alemania frente a serlo en Perú, tu país de origen?

Personalmente, no puedo hablar de diferencias porque sólo he trabajado como médico en Alemania. Pero por lo que he conversado con algunos colegas o estudiantes de medicina en Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia o México, me comentan que hay mucha corrupción. Conseguir un buen trabajo con buena remuneración económica es básicamente posible sólo a través de contactos y recomendaciones.

Durante la especialización, me comentan acerca de los salarios mínimos (que llegan después de meses), mucha demanda de trabajo, pocas vacaciones. Una colega peruana me contaba que trabajaba literalmente de lunes a domingo y le pagaron recién al octavo mes de trabajo. Eso en Alemania es impensable.

Por otro lado, otros me cuentan que los pacientes tienen que comprar sus propios guantes o sus propias jeringas porque si no no son atendidos. Y estos son los que tienen un seguro. No quiero imaginar lo que pasan las personas que no tienen un seguro médico en nuestros países Latinoamericanos.

Fabiola no es la única que observa diferencias respecto a la sanidad alemana en relación con su país de origen. Yo ya te contaba hace unos meses mis experiencias con médicos en Alemania frente los médicos en España.

¿Cuál es el choque cultural que más recuerdas?

Más que choque cultural en el trabajo, te cuento que tuve una gran sorpresa en lo que es realidad vs. expectativa. Cuando terminé la carrera, me imaginaba la foto de la doctora sonriente al lado del paciente, hablando con él. Haciendo todos los diagnósticos yo misma (lo típico que se ve en las series de médicos). Pensaba así será mi vida laboral. Acompañar a mis pacientes y hacer de todo. Sin embargo, como todos sabemos ya, la burocracia en Alemania es brutal. Para todo hay un documento, hay un proceso administrativo. Y el mundo médico no es la excepción. Diría que un 80% del día lo paso frente al computador organizando algún procedimiento de diagnóstico.  

Y además tienes tiempo de llevar tu canal de Youtube.¿Cómo nace la idea de tu canal, Fabi en Alemania?

Tras ser madre en Alemania, no me ha quedado mucho tiempo para hacer cosas que me encantan. Por ejemplo Zumba, tocar el piano, ir al cine y sobre todo viajar y viajar, que es mi pasión. Pero he encontrado un nuevo hobby: compartir información a través de las redes sociales.

Es muy enriquecedor conocer a personas de todo el mundo que tienen los mismos intereses, metas y sueños que quizá yo tuve en su momento. Es así que nace el canal de Youtube Fabi en Alemania, donde comparto información acerca de cómo venirse a trabajar o estudiar a Alemania y de cómo son las cosas por aquí, en un tono más formal.

Por otro lado, la cuenta de Instagram es más personal. Ahí conecto sobre todo con otras mujeres emprendedoras, trabajadoras, algunas de ellas mamás también. La mayoría están en el extranjero, otras aún en Latinoamérica o España. A algunas les gustaría venirse a Alemania o simplemente les interesa conocer como es la vida por aquí. 

Muchas gracias Fabiola por servirnos hoy de inspiración. Sin duda, un ejemplo para todas las que nos hemos propuesto un objetivo difícil de alcanzar en Alemania, pero en absoluto imposible. Te deseamos mucha suerte desde aquí y ¡vuelve cuando quieras!

Si te gusta el blog y no te quieres perder ninguna entrada, escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te enviaremos cada nueva publicación. Además, recibirás totalmente gratis nuestro eBook con las preguntas más frecuentes sobre Elterngeld, Kindergeld, Elternzeit y Mutterschutz. ¡Gracias!

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito