Sanidad privada en Alemania VS sanidad pública

sanidad_privada_en_alemania

Hace unos días os presentaba a Fabiola, mujer peruana y médico en Alemania. Hoy tenemos una segunda parte de su entrevista, dónde como usuaria del sistema sanitario alemán y como profesional, nos cuenta cómo valora la medicina en Alemania y las diferencias que observa entre la sanidad privada en Alemania y la sanidad pública.

La sanidad en Alemania: luces y sombras

Puntos fuertes

En mi opinión (la de Fabiola), el sistema público de salud alemán es uno de los mejores a nivel mundial, costos asequibles para cualquier persona. El primer punto fuerte es que en Alemania todos están obligados a tener un seguro médico. Por ende, todo residente alemán recibe la atención médica que necesita. Con cobertura total y muy buena.

Otro punto fuerte es la relación precio-rendimiento: la cantidad a pagar depende de cuánto ganas. Quién gana más, paga más. El empleado y el empleador contribuyen con un 50% cada uno para cubrir el monto mensual del seguro. Los asegurados tienen acceso a cualquier tipo de atención médica, emergencias, ambulatorias, operaciones, medicamentos. Y lo mejor es que los hijos están asegurados a través del seguro de los padres, gratuitamente. Si el cónyuge no trabaja o gana poco dinero, también podrá afiliarse gratis al seguro de la pareja.  

La cuota mensual de los empleados varía entre los 200-300 euros. Este monto no es nada comparado a los miles de dólares que por ejemplo, se tienen que pagar en EEUU para recibir una atención equivalente. Y el seguro médico no es válido sólo en territorio alemán, sino que abarca todo el territorio de la Unión Europea.

Puntos débiles

El principal punto negativo diría que es esta sociedad de dos clases en el mundo médico. Las diferencias notorias entre las personas con seguro médico público y privado en Alemania es algo a lo que no me acostumbro aún, pero he llegado a aceptarlo.

¿Cuáles son estas diferencias?

Como te comentaba en la pregunta anterior, para mí, este es un punto negativo. Es un tema bastante amplio y que despierta mucha controversia. Para resumirlo en pocas palabras y muy generalmente hablando: el seguro público está basado en el principio de distribución. Es decir, todos los trabajadores, sobre todo los jóvenes profesionales sanos, financian a las personas mayores enfermas.

El seguro privado en Alemania, por su parte, se basa en el principio de cobertura de capital. Quiere decir que cada asegurado, cada grupo de personas, se cuidan a sí mismos. Por eso, los montos a pagar suben cada cierto tiempo. Los gastos de un grupo de asegurados (misma edad, estado de salud equivalente, etc.) son cubiertos por sus propias contribuciones.

Por otro lado, en el caso del seguro público: los hospitales, las consultas médicas, son remunerados directamente por las compañías aseguradoras. Las aseguradoras les pagan entre otros, en base a los GRD (Grupos relacionados por diagnóstico). Por ejemplo, por un paciente que viene con el diagnóstico Erisipela (una infección superficial a la piel) que se queda en el hospital 5 días, se recibe la misma remuneración que por el mismo paciente con el mismo diagnóstico si se queda 10 días en el hospital.

Con el paciente privado, la situación es diferente. Con él no hay este tipo de restricciones monetarias, por así decirlo. El que va a pagar es el paciente mismo, en función de su diagnóstico. Además, el paciente recibirá el dinero que gastó directamente de la compañía aseguradora.

Hago un inciso aquí para resaltar esta diferencia. Los asegurados privados pagan primero las facturas directamente cuando van al médico y tramitan más tarde con la compañía aseguradora la devolución de esos importes. Los asegurados públicos, sólo muestran su tarjeta sanitaria cuando van al médico y no tienen que hacer ningún otro trámite.

Ana Sánchez

¿Dónde está el problema? Como en casi todo, un hospital o un consultorio privado, también tienen gastos y tienen que ver que sus ingresos sean mayores a sus egresos. Es por todo esto que los pacientes privados son pacientes más atractivos que los pacientes con seguro público. Es muy jalado de los pelos pero es la realidad. Las diferencias se ven en que ellos (los pacientes con seguros privados) reciben citas médicas mucho más rápido. También reciben cuartos privados automáticamente y son tratados directamente por el jefe del área. Los miman mucho.   

¿Conoces los requisitos que hay que cumplir para poder tener un seguro de sanidad privado?

Sólo determinadas personas pueden tener un seguro privado en Alemania. Para personas con un negocio propio, trabajadores independientes, y funcionarios públicos, el seguro privado es voluntario e independiente de sus ingresos. Los empleados comunes y corrientes están atados inicialmente al seguro público, y sólo pueden cambiar al seguro de salud privado si superan un sueldo anual bruto de 60.750 € (Stand 2019). Este monto cambia cada año.

Esta restricción se debe básicamente a que el Estado no considera la protección de estas personas como una necesidad legal. A partir de este límite, corresponde a estas personas individualmente y bajo su propia responsabilidad protegerse. Si así lo deciden pueden quedarse también en el seguro público, pero no están obligados.

El monto a pagar finalmente por mes, depende de la edad y del estado de salud al momento de contratar el seguro. Es decir, no depende de los ingresos mensuales. Obviamente, el tipo de beneficios acordados influye fuertemente. Sin embargo, este monto puede reducirse acordando un deducible. Hay ofertas desde los 200 € mensuales y van aumentando de año en año.

El seguro privado es personal, aunque se puede asegurar a los hijos hasta los 25 años de edad. A diferencia del seguro público, los hijos también tienen que pagar un monto mensual. Y un cambio del seguro privado al seguro público a partir de los 55 años es muy difícil, por no decir imposible.

Interesantísimo todo lo que nos cuentas Fabiola. Si quieres conocer sus experiencias te invito a seguirla en su canal de Youtube Fabi en Alemania. Personalmente me choca que una persona no pueda ser libre de contratar un seguro privado si lo desea. Aunque también hay que resaltar que los seguros públicos ofrecen coberturas extras que se pagan a parte, como por ejemplo, que sólo quieres que te atienda el jefe de área.

Otro aspecto a resaltar para aquellos que decidan y puedan cambiarse al seguro privado, es que las posibilidades para volver a cambiarse al público, cuando estas asegurado de forma privada, son bastante limitadas. No vale eso de que cuando eres joven prefieres el privado porque pagas menos. Y cuando te haces mayor y suben las cuotas, cambias al público.

Hay que decir también, que aquellas madres que dan a luz en Alemania y tienen un seguro de salud privado, verán disminuir su Elterngeld en el importe de su seguro. Es decir, si les corresponde cobrar 1.200 € de Elterngeld y pagan 300€ mensuales de seguro de salud (privado), este importe lo tendrán que pagar de su bolsillo. Por el contrario, si estás asegurado de manera pública, tu seguro de salud lo asume el Estado durante el Elternzeit.

Si te planteas venirte a vivir a Alemania o ya vives por aquí, te recomiendo que te informes sobre las características del sistema sanitario alemán, ya que difiere bastante de los sistemas de sanidad que tenemos en otros países. Sólo estando informados podremos hacer el mejor uso de estos servicios. ¿Te interesa el tema? A continuación puedes leer más sobre las diferencias que yo personalmente encuentro entre los médicos en Alemania y en España.

¿Qué opinas tú de la sanidad en Alemania? ¿Cómo ha sido tu experiencia con médicos en Alemania? ¿Cómo ves este sistema de dos clases en Alemania?

Si te gusta el blog y no te quieres perder ninguna entrada, escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te enviaremos cada nueva publicación. Además, recibirás totalmente gratis nuestro eBook con las preguntas más frecuentes sobre Elterngeld, Kindergeld, Elternzeit y Mutterschutz.¡Gracias!

Tags:

3 comments

  1. A nosotros cuando nos vinimos a vivir aquí nuestro asesor nos recomendó el público sin dudarlo, la diferencia de coste mensual no era exagerada en ese momento, con 2 hijos que también se iban a asegurar más cónyuge sin trabajo. Pero la cuestión está en que el privado va subiendo periódicamente y no puedes pasar a público si tú situación econmica no ha cambiado, por lo que hay mucha gente “atrapada” por su seguro. Creo que es mejor tener público y si quieres una consulta médica puntual por la vía rápida la pagas y te sigue compensando.

    1. Hola Ana, muchas gracias por tu comentario.

      Sí es verdad que está restringido lo de cambiar de seguro privado a público. Sin embargo, creo que una vez puedes cambiar seguro. (Me lo han dicho amigos que lo tienen, pero no lo he comprobado). Pienso que es una decisión difícil en la que hay que valorar muchas variables. Como la que comentas que los importes de un seguro privado van en aumento conforme nos hacemos mayores. Añado este punto a la entrada porque es sin duda algo a considerar.

      ¡Gracias!

      Un abrazo,
      Ana

  2. […] compañía de seguros que tengas. Ojo, que estamos hablando de seguro público normal y corriente. Si tienes un seguro privado en Alemania deberías de consultar el caso. Pero no creo que te vayan a poner ningún problema, siempre que sea […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *