Las rutinas en los niños: beneficios

rutinas_en_ninos

Muy buenas a todos. Me hace mucha ilusión que me leáis y también que me esperéis con tanta paciencia ante pausas como la que me acabo de tomar con el blog. A veces hay que desconectar para poder continuar. O mejor dicho en este caso, tomar perspectiva para poder ver el camino. Muy pronto tendremos un ¨nuevo look ¨ y podré ir desvelando todo lo que me traigo entre manos estos últimos meses. Pero para esto ya habrá tiempo. Ahora vamos con las rutinas en los niños.

Todos sabemos que son importantes y que les ayudan en su desarrollo pero, ¿por qué son importantes las rutinas en los niños? Después de unos días con los Minis en otro país, con otro idioma, otro clima, otra comida y otros horarios. Me ha dado por reflexionar sobre esto. Y ha sido porque, aunque los primeros días andan como pollos sin cabeza. Una vez pasado el primer bache y, sobre todo a la vuelta, cuando todo vuelve a la normalidad, se observan cambios. Estos, en mi caso, son siempre a mejor.

La importancia de las rutinas en niños

Salir de la rutina

Creo que una de las ventajas de aplicar rutinas en los niños, es poder salir de ellas. Así, tal cual. Este año hemos tenido dos hitos en casa, en cuanto a Minis se refiere. El primero, que Mini A empezara a dormir sin despertarse por la noche. (Aún doy las gracias por ello).

El segundo, que Mini C decidiera que no quería llevar más el pañal. Ambos sucedieron tras las vacaciones de Navidad. Después de haber pasado diez días completamente alejados de cualquier atisbo de rutina.

La importancia de las rutinas

Antes de meterme en materia con esto, os cuento algo que a mí me suele ayudar a entender la visión que tienen nuestros Minis del mundo. Imagínate que una pareja de extraterrestres te lleva a su planeta mañana. Estos extraterrestres son muy amorosos y encantadores. Y además se desviven por cuidarte. Pero tú no entiendes nada y no hay quien te aguante.

Seguro que tu situación mejora cuando esta pareja de extraterrestres tan monos, apliquen rutinas contigo. Siempre te dan de desayunar algo parecido. Duermes en el mismo sitio y sueles hacer actividades similares a horas parecidas. Esto te ayudará a que, dentro del desconcierto de vivir en otro planeta, al menos sepas lo que te espera. Y seguro que también repercutirá en tu ánimo.

Pues algo así creo yo que pasa cuando un bebé llega al mundo, salvando las distancias con el ejemplo este que me acabo de inventar. Alguien me contó hace ya unos años, que cuando un bebé nace, tienen que aprender todo desde cero. Esto es una obviedad, de acuerdo. Pero profundizando en este pensamiento, encuentras explicación a muchas cosas.

Buscando más información sobre este tema, me he encontrado con este fragmento del educador y psiquiatra norteamericano Rudolf Dreikurs las rutinas diarias son para los niños lo que las paredes son para una casa, les da fronteras y dimensión a la vida. Ningún niño se siente cómodo en una situación en la que no sabe qué esperar. La rutina da una sensación de seguridad. La rutina establecida da un sentido de orden del cual nace la libertad.». Educando en rutinas estaremos proporcionando un ambiente idóneo donde el niño pueda desarrollarse y sentirse seguro.

Beneficios

Instaurar y promover hábitos en la educación de los niños está claro que es positivo. Pero, ¿cuáles son los beneficios?:

Establecer una rutina en niños les ayuda a saber lo que tienen que hacer y lo que se espera de ellos. Les ayuda a concentrarse y centrarse en lo realmente importante. Además, establecer rutinas en casa supone otro importante beneficio: que tu Mini gane más seguridad en si mismo.

El hecho de seguir una serie de rutinas en casa ayuda a tu Mini a tener una percepción del tiempo y por lo tanto le abre la posibilidad de poder controlarlo. Saber que antes de cenar se hace de noche le da una idea de, si esta jugando y ve que esta anocheciendo o que hace falta encender la luz, de que pronto llega la hora de la cena.

Siguiendo unas rutinas estás dándole la oportunidad a tu Mini de saber lo que va a venir y poder así participar mejor de eso. Hacerle partícipe de las tareas del día a día, ayudará a que se sienta parte de un equipo, favoreciendo su sentimiento de responsabilidad.

Y tú, ¿eres defensora de seguir rutinas? ¿Crees que aportan todos estos beneficios? ¿Qué hay de esos niños que se vuelven locos cuando los sacas de sus hábitos?

Si te gusta el blog y no te quieres perder ninguna entrada, escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te enviaremos cada nueva publicación. Además, recibirás totalmente gratis nuestro eBook con las preguntas más frecuentes sobre Elterngeld, Kindergeld, Elternzeit y Mutterschutz.¡Gracias!

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *