Metodología Montessori en Alemania y diferencias con España

Metodología_Montessori_en_Alemania

¡Muy buenos días! Hoy te traigo una entrada que me hace especial ilusión. No sólo por el contenido sobre la metodología Montessori en Alemania y sus diferencias con España, que me parece interesantísimo. Sino porque la persona que me ha ayudado a hacerlo es una seguidora y amiga virtual que he conocido gracias al blog. Gracias Bea por tu colaboración acercándonos esta metodología a los que aún no la conocíamos de cerca.

Metodología Montessori en Alemania y diferencias con España

 

¡Hola! Soy Beatriz, una española viviendo en Frankfurt. A día de hoy estoy trabajando en un Kindergarten (escuela infantil) como Erzieherin (educadora), con niños de edades comprendidas entre 3 y 6 años. El centro se basa en los principios de autonomía, experimentación y vida práctica, considerando al niño como principal agente de su aprendizaje. Previamente, cuando vivía en España, trabajé en un colegio de metodología Montessori como tutora de una clase de primero de educación infantil, con niños de 3 años.

¿Qué colegios siguen la metodología Montessori en Alemania?

Los colegios Montessori en Alemania son en su mayoría privados, tal y como ocurre en España. Es cierto que hay colegios públicos que se inspiran en las líneas educativas propuestas por María Montessori, pero el funcionamiento no es 100% como tal. Esto se debe principalmente a que para implantarlo adecuadamente se necesitan muchos recursos, tanto materiales como humanos, y por ello no todos los centros pueden permitírselo.

¿Qué requisitos se necesitan para entrar?

Los requisitos de entrada son iguales a los de los demás colegios. En los colegios públicos por cercanía a la vivienda y en los colegios privados por recursos económicos.

¿Hay diferencias entre la educación Montessori en España y en Alemania? 

 

En teoría, no las debería haber. Hay ciertas leyes a las que debes ceñirte sin importar el país en el que estés. Con recursos, formación y ganas se puede sacar adelante en cualquier país.
Sin embargo, me atrevería a decir que la educación es más “montessoriana” en Alemania. Y con esto no me refiero a que haya más colegios Montessori, sino que la metodología y el punto de vista que tienen los profesionales de la educación se asimilan más a las líneas emprendidas por María Montessori.
El currículo educativo español tiene los objetivos más cerrados, lo cual permite innovar menos. Otro aspecto que dificulta su implantación es el número de niños por clase. No es lo mismo tener a 25 de 3 años con una educadora que 18 entre 3-6 años con dos educadoras. Pero es una generalización, ya que hay centros en España (principalmente privados,  como he mencionado anteriormente) que siguen los principios Montessori al pie de la letra y les va muy bien.
Por otro lado, un aspecto que generalmente se trabaja menos en la educación alemana es la disciplina. Se les da mucha independencia a los niños, lo cual me parece bien porque pese a ser pequeños son personas. Pero también se encuentran en un período de la vida crucial para interiorizar normas sociales y límites.
Otro punto a tener en cuenta y que difiere de España, es que en Alemania no se requiere tener estudios universitarios para educar a niños de 0-6, lo cual podría dificultad la implantación del método en edades tempranas. Creo que sería importante exigir más estudios a estas personas, dado que llevan a cabo una labor muy importante, la cual es guiar el período de la vida que más influye en el desarrollo de los niños.

¿Cuáles son, en tu opinión, las ventajas y desventajas de la metodología Montessori frente a la tradicional?

Ventajas

Lo que más me gusta de este método es que incentiva la curiosidad del niño y le hace sentir 100% partícipe de su proceso de aprendizaje, sin esfuerzos ni dramas. Aunque obviamente esto no se puede llevar a cabo sin una guía o ambiente adecuadamente preparado.
Es fundamental conocer la madurez del niño, así como sus límites de aprendizaje para no aburrirle ni frustrarle. Teniendo esto en cuenta, es importante saber colocar el material, a su altura para que sea visible y alcanzable, sin colores llamativos alrededor que puedan distraer su atención, y agrupados por funciones para favorecer la seguridad del niño. Esto fomenta la comodidad, las ganas de emplear los materiales y, por lo tanto, aprender se convierte en algo placentero para ellos. En relación a esto, también me gusta este método porque no fuerza a hacer nada con lo que los niños no se sientan identificados. No me parece bien obligar a un niño a dibujar cuando él no tiene nada que expresar a través del dibujo.

Desventajas

No obstante, pese a todas estas ventajas y muchas más, también soy de la opinión de que es un método algo anticuado. Hay que tener en cuenta que María Montessori comenzó con estos principios alrededor del año 1907, y muchas cosas han cambiado en este mundo desde entonces. Ella se centraba en fomentar la autonomía de las personas para que supieran valerse por sí mismas y pese a la importancia de esto, las necesidades se han transformado y aumentado.
La mayor carencia desde mi punto de vista es la socialización. Los seres humanos somos sociales por naturaleza, pero los materiales Montessori no dan pie a ser empleados por más de un niño a la vez. Se basan en la individualidad y concentración. Y como bien se sabe, en este mundo se necesitan estrategias sociales para vivir.
Otro aspecto que se deja de lado con esta metodología es la espontaneidad o la confrontación con retos. Si se observan los centros Montessori, el ambiente esta perfectamente organizado. Pero la vida real no es así. Por ello, considero fundamental que los niños tengan la oportunidad de enfrentarse a situaciones inesperadas o problemáticas en la escuela, para saber como responder también fuera de ella.

Reflexión final

Creo firmemente en que no hay un único método que cubra al completo las necesidades del niño. Soy partidaria de sacar lo mejor de cada uno, adaptarlo a las circunstancias y dejarte guiar por tu instinto (como con la maternidad, según tengo entendido 😉). Los grupos de niños varían mucho y no con todos funcionan con la misma dinámica.
Todo un honor haber podido contar contigo Bea, acercándonos a la metodología Montessori y despejando dudas sobre en qué consiste y qué diferencias respecto a otras metodologías podemos encontrar.
¿Has tenido contacto con la metodología Montessori en Alemania o en España? ¿Qué aspectos destacarías tú?
Tags:

2 comments

  1. Hola Ana!
    Muy interesante el Post!
    El tema es que yo no había oído nunca antes hablar de Montessori, hasta que justo la Kita donde encontramos plaza para Mini N…jeje..(para seguir con el estilo del Blog 😉 seguían este tipo de educación.

    Yo estaba muy desinformada, pero nos gustó la filosofía que tenían, nos dió buen “feeling”, a parte de ser también bilingüe, y la verdad que lleva allí medio año y estamos bastante contentos.
    En algunos aspectos dudábamos un poco, por qué: “Hasta dónde llega esa libre experimentación?”

    No se hasta qué punto dejan con total libertad hacer a ella todo, experimentar, descubrir…ya que cuando empezó tenía justo el añito, yo la veía muy pequeña aún, no sabía comer sola con cubiertos y me entraban mil dudas. Cuando preguntaba, no me aclaraban exactamente los pasos que ellos seguían. “Siii todo bien, ella come” me decían.

    Me encantaría poderla ver por un agujerito y saber más de cerca…la verdad!

    Pero fue empezar en la Kita y aprendió a comer con cubiertos y querer comer siempre sola…(sigue siendo “momento caos”) pero no nos deja que le ayudemos.
    Supongo que le costó un par de veces de quedarse con hambre…jejeje

    Mi gran duda es: hasta dónde llega la experimentación o libertad.
    Porque lo que a mí me chocaba era eso de, el niño hace y descubre…ya pero existen normas, o cosas que no hay que hacer, hay que respetar…y ahí es donde yo me pierdo ya en el tema.

    Soy más partidaria de la conclusión final: de coger lo bueno de cada cosa, pero todo a su justa medida.

    Aunque hasta ahora, tampoco he tenido nada de lo que quejarme.
    Solo que nos pudieran ofrecer un día de puertas abiertas o algo así. Y poderles observar bien.

    Un saludo desde Berlin!
    Leticia

  2. Hola! Muy interesante artículo! La pedagogía montessori es el “salvavidas” para con la educación tradicional tan autoritaría y aburrida.
    Aprovecho de preguntar de pasada si conocerás alguna escuela montessori en Leipzig (ojalá no religiosa), o si tienes alguna red para preguntar a más madres. ..?
    Cariños desde Valparaiso-chile…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *