Psst… ¿Me guardas un secreto?

secreto

Comenzamos la semana de nuevo y esta vez con una entrada que me llevo mucho tiempo guardando. Concretamente veinte semanas. Si hoy has madrugado y te has pasado por mi cuenta de Instagram, habrás visto que me he levantado con antojo de fresas y cookies. No sé si para ti es una combinación normal pero yo normalmente con mi tostada y un café estoy feliz. Entonces, ¿qué está pasando? Es lo que estás pensando, hoy por fin te cuento mi secreto. El número dos viene de camino. La familia crece.

Estamos muy felices y me encuentro genial. Va a ser un poco locura porque mini C es muy bebé aún (cada día más tiesto) y su nivel de actividad crece proporcionalmente al crecimiento de mi barriga. Pero bueno, despacito y con buena letra que de peores hemos salido. Un bebé es siempre una alegría y yo estoy feliz por todos nosotros pero especialmente por mini C. Un compañero de vida casi de su misma edad. Creo que mejor regalo no le podíamos hacer.

Además, si eres madre sabrás cómo un bebé te cambia la vida. Hay muchas cosas a las que me he desacostumbrado, como a salir por la noche o a dormir hasta tarde. (O a ducharme tranquila). Como digo, ya que estamos en el hoyo que más da uno que dos. (Yo estoy muy chulita ahora, en unos meses te lo cuento).

Además, mini C es un santo varón, se porta genial. Hay algunos que dicen que cuando el primero se porta bien se trata de un bebé trampa y que nos preparemos para el segundo… ¡Esperemos que estén equivocados! En cualquier caso estoy segura de que será toda una experiencia ser madre de dos bebés tan seguidos viviendo en Alemania y teniendo a la familia tan lejos. ¡Menos mal que os tendré a vosotr@s! (Y que mini C empieza pronto la guardería).

Ahora toca pensar en la logística y reorganizar un par de cosas para que todos estemos cómodos cuando demos la bienvenida a nuestro segundo bebé. En principio no vamos a tener demasiados cambios. Ya estamos bastante adaptados a la vida “mini” y al ser tan seguidos prácticamente no nos ha dado tiempo a desmontar la mini cuna. Ya tenemos nueva sillita para el coche preparada para cuando mini C le tenga que dar la suya al bebé. Por lo demás sólo queda saber si es niño o niña para ver si de ropa también andamos servidos o si tenemos que hacer acopio de peleles rosas 😀 .

Pues así comenzamos la semana, contándote mi secreto mejor guardado en los últimos meses. ¿Qué te parece? ¿Alguna madre de dos bebés tan seguidos que quiera darme ánimos / algún consejo útil?

Feliz semana.

 

Tags:

8 comments

  1. Enhorabuena!! mis dos peques se llevan 16 meses,al principio fue lgo estresante ,pero en cuanto le pillas el truco y te organizas ,sin problema .Ademas estaba la mayor que cuando nació el peque tenía 5 años, la segunda 16 meses .

    1. Hola Inma, gracias por tu comentario y sobre todo, ¡por tu apoyo!

      Veo que hay más de una valiente por aquí. Tengo amigas que tienen hijos así de seguidos y al final siempre dicen lo mismo. Te apañas y aprendes a simplificar. Además tanto niño por casa es una alegría seguro, no da tiempo a aburrirse!

      Un abrazo
      Ana

    2. Hola Inma, gracias por tu comentario y sobre todo, ¡por tu positividad!

      Me alegra saber que hay otras madres por ahí en circunstancias similares y que aún no han enloquecido 😉 .

      Pienso también que será cuestión de organizarse y que, aunque habrá momentos de desesperación, al final las cosas positivas superarán con creces a las menos positivas.

      Te mando un abrazo y ¡mucha energía! para seguir así de bien con tus tres peques.
      Ana

  2. Pero vaya notición, Ana…qué alegría! ¡¡¡Enhorabuena chicos!!!Me pillaste de vacaiones y no te he podido felicitar en condiciones. Espero que vaya saliendo todo genial! Sabes? Yo ya empezaba a sospechar algo, tanto recopilar información sobre embarazos en Alemania y matronas y demás, jeje Un abrazo enrome!

    1. Hola Roseta, ¡casi se me pasa contestarte!

      Ay que ya nos vamos conociendo… La verdad es que me ha costado trabajo guardármelo tanto tiempo, y claro, los temas que rondan la cabeza ¡vuelven a ser los mismos!

      Por aquí sigue todo genial. La barriga crece y mini C sigue su curso. Aquí no dejamos de aprender cada día y aunque a veces termino agotada, feliz de poder vivir esta experiencia con tanta intensidad.

      Espero que por allí todo bien y que hayas disfrutado de las vacaciones.

      Un besote,
      Ana

  3. hola, mis hijos se llevan por 17 meses. cuando me embarace del segundo, mi hija solo tenia siete meses, no sabia si llorar o reírme y la verdad que si bien hoy me río y siento que fue el mejor accidente de mi vida, al principio fue complicado. Con la familia lejos, dos bebes en casa, y sin red de apoyo, mi mundo eran ellos y eso me ahogó. Pero cuando el pequeño cumplió un año ya comenzaron a jugar juntos y al año y medio ya se perdían jugando por la casa.
    El pequeño aprendió todo de su hermana mayor, parecen mellizos, se aman, juegan todo el día y también pelean como todos los hermanos, por eso tener hijos seguidos es tarea difícil pero rápida.
    Hoy el menor tiene 3, 7 y la mayor cumple en unos días 5 y solo te puedo decir que hace un año aprox. que disfruto de más tiempo para mi, que juegan horas sin necesitar de mi a cada segundo, que cuando nos juntamos con otros niños desaparecen y solo aparecen para beber o comer algo…. en fin, mucho trabajo pero en corto tiempo sacas la tarea!!

    1. Ahh y si te pudiese dar algún consejo,

      – Red de apoyo, si no puede venir tu madre al principio, amigas, baby sitter, Au pair, pero que te puedas dar un respiro de vez en cuando o salir a tomar algo sola con tu marido.
      – Trabajar desde ya el tema del nuevo bebe con tu hijo para evitar los celos

      – En los momentos de agobio, contar hasta 10, respirar y pensar que solo una etapa y que finalmente los dos son bebes, lo digo por que se tiende a tratar al hijo mayor (independiente de cuan pequeño sea) como si fuese grande.
      Muchos niños retroceden su desarrollo cuando llega el nuevo hermano, pero es una face que si se sabe tratar, luego se les pasa.
      – Disfrutarlos mucho, no te darás cuenta cuando ya no sean más bebes

      1. Hola Alejandra,

        ¡Muchísimas gracias por tu comentario y tus consejos!

        Creo que llevas mucha razón en lo que dices. Imagino que el primer año va a ser durillo pero desde ya, cuando me agobio, pienso en esto que tu también dices. Que se trata de una etapa y que no serán bebés para siempre, así que a sacar lo mejor de cada momento que para eso estamos.

        Lo del tema de los celos la verdad es que lo había pasado completamente por alto, ya que mini C no habrá cumplido los 15 meses cuando llegue el número 2, ¿crees que se pondrá celoso? Se lo comenté el otro día al pediatra y me dijo que no se enteraría… ¡Y yo que pensaba que eso nos lo íbamos a ahorrar!

        Por suerte, tendré ayuda de familiares que vendrán a echarnos una mano. Sin duda, pienso que es fundamental buscar a alguien que se pueda quedar con los niños mientras los padres salen aunque sea a dar un paseo. La vida de pareja cambia completamente con un bebé, así que ¡no me quiero imaginar cuando tengamos dos!

        Le echaremos paciencia y relativizaremos mucho.

        ¡¡Espero contar con tus sabios consejos de vez en cuando!!

        Un abrazo y gracias de nuevo,
        Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *