Maternidad y trabajo en Alemania

maternidad-y-trabajo-en-alemania

Estás embarazada y no sabes ni por donde empezar. ¿Tienes obligación de decírselo a tu empresa en un plazo determinado? ¿Cuánto tiempo de excedencia por maternidad puedes tomar y cuánto te van a pagar? ¿Lo puedes compartir con tu pareja? Gracias a Echtemamas y a Sandra Runge de Smartmama, hoy te traigo una información muy útil que estoy segura de que te va ayudar. Comenzamos.

Maternidad y trabajo en Alemania

Estas embarazada en Alemania y, entre otras cosas, no sabes cómo decírselo a tu jefe. Tampoco sabes si tienes obligación de decírselo y en qué plazo. No hay obligación de avisar a tu empresa sobre tu embarazo en un plazo determinado. Pero sí es aconsejable que se lo comuniques una vez que hayas superado el primer trimestre. Además, no es necesario que hayas comunicado a tu empresa tu embarazo para que comience tu protección contra el despido. Esta protección comienza en el momento en el que tú te enteras de que estás embarazada. (Si te presentaran una carta de despido estando embarazada y sin haberlo comunicado aún a tu empresa, mi consejo es que te pongas en contacto lo antes posible con Arbeitsrecht para que te orienten sobre los pasos a seguir).

Del mismo modo, dependiendo de tu actividad laboral, es posible que tengas Beschäftigungsverbot o “prohibición” para trabajar. Esto significa que no tendrás que esperar a la semana 34 del embarazo para darte de baja maternal, sino que podrás hacerlo antes.

Del mismo modo, si no te encuentras bien o hay algún riesgo para tu bebé, tu médico tambén te puede dar la baja antes.

Antes de irte de Elternzeit

Ordena

Gánate la confianza de tu empresa. Si tu relación con tu jefe es buena, no tengas miedo y habla con él sobre tu smiedos y tus planes. Quizás entre los dos podáis llegar a un acuerdo.

Aprovecha para ordenar tus papeles. Contratos de trabajo, nóminas, solicitud del Elternzeit (o excedencia por maternidad). La confirmación de tu empresa de que la ha aceptado. Aprovecha esta pausa para tener todo en orden. Esto te ahorrará más de un quebradero de cabeza en el caso de que te haga falta echar mano de ellos.

Ata cabos sueltos

Si te han prometido un ascenso o una subida de salario, que te lo pongan por escrito. Ata todos los cabos que puedas cuanto antes porque estando embarazada nunca sabes cuando será tu último día de trabajo. En mi caso, tenía planeado trabajar normalmente hasta la semana 34 de embarazo. Sin embrago, en una revisión rutinaria en la semana 28 me aconsejaron pedir la baja por riesgo de parto prematuro. Fui un día a hacer el traspaso de tareas con mis compañeros y no fui más. Y como efectivamente, me dejé algún cabo suelto como una subida salarial que nunca se llegó a hacer efectiva porque me di de baja antes.

Vacaciones

Si te vas de Mutterschutz teniendo aún días de vacaciones por disfrutar, éstos no los perderás. Tu empresa tiene obligación de guardártelos hasta un año después de tu reincorporación tras el Elternzeit. Unido a lo que te decía antes de atar cabos, mi consejo es que tengas por escrito los días de vacaciones que te quedan antes de irte. En la nómina, arriba a la derecha, suelen venir.

Carta de recomendación

Durante el tiempo que vayas a estar fuera de la oficina, pueden pasar muchas cosas. Como por ejemplo un cambio de jefe. Además, quién sabe si te surge una oportunidad de empleo durante la baja y la necesitas. Pide una carta de recomendación (Arbeitszeugnis). En Alemania es obligatorio recibir una carta de recomendación de tu empresa cuando cambias de trabajo. Sin embargo, no hace falta esperar a dejar el trabajo. Puedes solicitarle una carta de recomendación a tu jefe antes de irte de baja maternal. (De hecho, es más que aconsejable). Puedes proponerle que seas tú quien la escribas para que él (o ella) sólo tenga que firmarla. Esto suele ser lo más fácil y rápido. Y ojo porque en Alemania está prohibido escribir cartas hablando mal de un trabajador. Es por ello que hay una especie de códigos que hay que saber antes de ponerse a redactar tu propia carta de recomendación en Alemania.

Baja por maternidad (Mutterschutz)

Empieza seis semanas antes de la fecha prevista de parto y finaliza ocho semanas después de dar a luz. Por elección de la persona embaraza, es posible trabajar durante esta etapa del embarazo. Es decir, si así lo quieres, puedes trabajar durante hasta poco antes de dar a luz. Sin embargo, es importante que sepas que podrás parar en cualquier momento. De un día para otro y sin previo aviso.

Durante el Elternzeit

Mantén el contacto

Sigues teniendo derecho a acceder a la intranet y a asistir a eventos de la empresa. Como por ejemplo la fiesta de Navidad. (Nada de que te digan adiós como si no fueras a volver nunca más, aunque sea bastante habitual). Aunque no sea lo que más te apetece, haz un esfuerzo por seguir en contacto durante tu pausa.

Reinvéntate si es lo que realmente quieres

Una pausa laboral de un año, en muchos casos cobrando un sueldo, es una oportunidad de oro para replantearte tu carrera profesional. Aprovecha la oportunidad para reinventarte si es lo que te apetece. Habla con tu pareja y compenetraos en la organización del hogar, ahora que hay un bebé en casa.

Aunque lo habitual es que sea la madre la que se quede en casa con el bebé, no está preestablecido que tenga que ser así. Los padres también pueden pedir reducciones de jornada o licencias por paternidad. Siendo esto una buena herramienta para dejarte algo más de tiempo y lanzar tu proyecto.

¿Sabías que puedes darte de alta como autónoma estando en Elternzeit?

¿Cuántas madres en Alemania se hacen autónomas tras la maternidad? Y conozco a varias. La principal ventaja es que al seguir estando empleada por tu empresa, no tendrás que hacerte cargo del pago de tu seguro de salud, siempre y cuando no superes las 30 horas de trabajo por cuenta propia a la semana. Si tienes una idea de negocio que hasta ahora no te habías atrevido a implementar, piénsalo bien porque quizá ahora sea tu oportunidad.

Excedencia por maternidad o Elternzeit

Tu bebé ya ha llegado y tú estás que no cabes en ti de la alegría. No te despistes y recuerda que aún te queda algún que otro papeleo por hacer. Por ejemplo, la solicitud de Elternzeit. Sin olvidar tampoco solicitar el Elterngeld. Recuerda que se hace por escrito a tu empresa y que tu empresa te debe confirmar su aceptación mediante correo postal.

La empresa tiene obligación de aceptar tu primera solicitud. Si después cambias de opinión y quieres prolongar o acortar este período, la empresa deberá de aceptarlo nuevamente (y no tiene obligación de hacerlo). Así que medita con detenimiento lo que te gustaría hacer antes de hacer la primera solicitud.

Cada progenitor tiene derecho a 36 meses de Elternzeit por cada bebé (y podrán disfrutar de ellos hasta el octavo cumpleaños de tu bebé). El Elternzeit se puede dividir como máximo en tres partes hasta esa fecha. Ojo porque una cosa es que puedas solicitar una excedencia por maternidad o paternidad y otra es que te lo vayan a pagar. Sólo se pagan Elterngeld durante los primeros doce meses de vida del bebé (en términos generales) y si se cumplen ciertos requisitos.

Trabajar a jornada reducida en Elternzeit.

Si antes de dar a luz ya sabes que quieres trabajar a jornada reducida cuando te reincorpores, lo más acertado es hacerlo dentro de tu Elternzeit. Puedes solicitar dos años de Elternzeit (hasta tres) y solicitar tu incorporación en Teilzeit (jornada reducida) después del primer año, por ejemplo. Así seguirás protegida contra el despido y no tendrás que cambiar tu contrato. Una vez que tu Eltenzeit llegue a su fin, entonces volverás a tu contrato original.

Durante el Elternzeit existe la posibilidad de trabajar en Teilzeit o jornada reducida, hasta 30 horas semanales (y con un mínimo de 15). Es muy importante respetar este límite, ya que si te pasas estarás fuera de esta protección especial contra el despido (Kündigungsschutz) que hay durante el Elternzeit. Y ojo porque tú decides el número de horas y no la empresa. Por supuesto, puedes llegar a un acuerdo con ellos, pero no te pueden obligar a hacer un trabajo 15 horas a la semana si tú habías solicitado trabajar 25.

También debes de considerar que, una vez finalizado tu tiempo de Elternzeit, tu jornada laboral volverá a ser como antes de la baja maternal. Es decir, si antes trabajabas 40 horas semanales y una vez que te reincorporaste a trabajar a jornada reducida en Elternzeit trabajabas 25 horas. Cuando el Elternzeit llegue a su fin, tu tendrás la obligación de volver a trabajar 40 horas semanales, que es lo que tu contrato laboral establece.

Un trabajo acorde con tu cargo

Además, tu empresa no tiene que “devolverte” el trabajo que tuvieras antes de tener a tu bebé. Aquí lo importante es lo que tu contrato diga. En este caso, tu empresa tiene obligación de darte un empleo que concuerde con lo que tu contrato laboral diga. Si estas contratada como Manager, pues un trabajo de Manager aunque sea a jornada reducida. Y si en tu contrato dice que estás contratada como asistente, pues de asistente.

Empresas de más de 15 empleados

Hay más cosas a tener en cuenta. Por ejemplo, la empresa no tiene obligación de aceptar tu solicitud de trabajar en Teilzeit (jornada de reducida) si es una empresa con menos de 15 trabajadores. Incluso si la empresa tiene más trabajadores, es posible que te lo deniegue alegando  dringenden betriblichen Grunden. Lo que significaría que por motivos de cambios en la estructura de la empresa y financieros, no pueden ofrecer un trabajo a jornada reducida. En este caso, puede que te ofrezcan un Aufhebungsvertrag o contrato de rescisión de la actividad laboral de mutuo acuerdo, con su correspondiente Abfindung o indemnización. Si éste es tu caso lo desde aquí te recomendamos es hablar con un abogado. Sandra está especializada en estos casos y sabrá orientarte sobre el tema.

Desempleada en Elternzeit

Una información que con seguridad te resultará útil es que, si tu empresa te deniega la incorporación a jornada reducida durante tu Elternzeit, es posible darte de alta como demandante de empleo (Arbeitsuchend )en la oficina del desempleo (Arbeitsamt). Si así te correspondiese, podrás cobrar la ayuda por desempleo (Arbeitslosengeld) mientras que encuentras otro trabajo. Todo esto mientras continúas de Elternzeit. Esta opción está sujeta a que cuentes con una plaza en algún Kindergarten (Escuela infantil) para tus Minis. Por aquello de que si tus Minis están en casa, no podrás trabajar fuera.

Otra opción es buscar tú un trabajo y pedirle a tu empresa un Genehmigung. Esto es una especie de autorización para que acepte tu “traspaso” como trabajador a otra empresa con tu mismo estatus de Elterzeit.

E insisto, también puedes darte de alta como autónoma durante tu Elternzeit.

Vuelta al trabajo después del Elternelternzeit

El Elternzeit ha llegado a su fin y es hora de volver al mundo real. Tu empresa tiene la obligación de ofrecerte un puesto de trabajo cuando finalice tu Elternzeit. Una vez más, habrá que ceñirse a lo que diga tu contrato. Si tu contrato es de 40 horas semanales y quieres trabajar 25 horas semanales, te tocará negociarlo con ellos y estarás sujeta a su aceptación. (Ya que tendréis que firmar otro contrato).

Aunque no es en absoluto lo normal, es posible que recibas una carta de despido durante tu excedencia por maternidad o Elternzeit. Por supuesto que esto no es legal. Sin embargo, hay empresas que, o no están informadas o lo intentan por si tú no estás informada. Ojo porque en circunstancias normales, si se recibe una carta de despido y no se reacciona, tras tres semanas esta carta se tomará como aceptada. Ponte en contacto con Arbeitsrecht o un abogado en cualquier caso.

Y también existe la posibilidad, aunque tampoco sea lo habitual, que te encuentres con un despido tras tu Elternzeit o excedencia maternal. Es algo que no esperas de un país “civilizado” como se supone que es Alemania. Pero nunca olvides que aquí hay gente y empresas de todo tipo, como en todos lados.

Quiero agradecer nuevamente a Sandra Runge de Smart-mama y a Echtemamas por facilitarnos toda esta información.

¿Qué experiencia has tenido en este tema? ¿Como fue tu reincorporación al trabajo tras ser madre en Alemania?

¿Te gusta el blog y no te quieres perder ninguna entrada?, escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te enviaremos cada nueva publicación. Además, recibirás totalmente gratis nuestro eBook con las preguntas más frecuentes sobre Elterngeld, Kindergeld, Elternzeit y Mutterschutz.¡Gracias!

Tags:

7 comments

  1. Genial. Hace unos cuantos posts que encontré tu blog e informan de manera muy completa de la maternidad en Alemania.

    Sólo quería hacer un pequeño apunte. Has escrito:

    “Además, una vez que hayas comunicado en tu empresa tu embarazo, comenzará tu protección contra el despido”

    La semana pasada estuve en una reunión sobre prestaciones familiares por parte de la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en la R.F. de Alemania. En ésta nos dijeron que realmente la protección contra el despido comienza cuando tú te enteras de tu embarazo, aunque no lo hayas comunicado a la empresa. De manera que si te despidieran antes de comunicarlo, puedes recurrir y hacer uso de esta protección.

    No entro a valorar ni a opinar de ésto, simplemente a añadir la información que yo tengo.

    Otro punto interesante es el de las vacaciones. A mí este año me corresponden 15 días que no creo que vaya a usar antes de la baja maternal, a no ser que me encuentre mal y necesite descansar. Estas vacaciones no se perderían, sino que se pueden reclamar hasta un año después de la reincorporación laboral (da igual que sea después de los 36 meses).

    ¡Un saludo!

    1. Hola Estibaliz, gracias por tu comentario.

      Estás en lo cierto en ambos casos. Efectivamente la protección comienza desde que te enteras que estás embarazada, aunque aún no o hayas dicho. Y respecto a las vacaciones, tienes derecho a tomarlas después. Desconocía el plazo de un año. Sí recomendaría comprobar que tienes alguna “prueba” de que te faltan esas vacaciones por tomar. A menudo en la hoja de la nómina vienen descritos los días de vacaciones que faltan por disfrutar.

      Un abrazo y gracias de nuevo por tu aportación.

      Ana

  2. […] ¿Cómo consigues compaginar la maternidad y trabajo en Alemania? […]

  3. […] eres madre trabajadora en Alemania, casi seguro que trabajas a jornada reducida. Esto es, un mínimo de 15 horas semanales hasta 30 ó […]

  4. Hola! Muchas gracias por toda la información.
    Tengo una duda, que pasa si el contrato de trabajo se termina antes de tener al bebé ? Se pide dinero de desempleada por esos meses ? Y que pasa con el elterngeld?
    Gracias !!

  5. Hola,
    ante todo muchas gracias por facilitarlo todo reuniendo esta información.
    Hace unos meses, una compañera de trabajo anunció que está embarazada, y que estará con nosotros hasta mayo (incluido).

    El caso es que mi jefe unas semanas después le ha pedido un documento (no me enteré bien del nombre) que diga que está embarazada, para el seguro del trabajo, o algo así.

    El caso es que mi compañera es alemana, y ella no estaba muy de acuerdo con eso.
    Además que se dijo algo así, como que ese documento cuesta dinero y mi jefe insistía en que él lo pagaría.

    Recientemente me he enterado que estoy embarazada y viendo que me voy a ver en una situación parecida, me gustaría saber si conoceis de qué hablaban y si me lo podeis explicar.
    Gracias de antemano

    1. Hola, es un documento que te da el ginecólogo y pone también la fecha prevista de parto, a mi en su día me costó 5 euros (en 2017) y me lo devolvió mi jefe en cuanto se lo di.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *