Lo que NO me gusta de vivir en Alemania

desventajas_de_vivir_en_Alemania

Al comenzar a vivir en Alemania, tengo que reconocer que el choque cultural fue mayor al que esperaba. Las diferencias entre el sur de España y el norte de Alemania no se quedan sólo en el tipo de comida o el clima, la gente aquí tiene un carácter muy distinto. Hay cosas a las que con el tiempo me he acostumbrado y que hasta diría que me gustan. Sin embargo, hay otras a las que no me termino de acostumbrar o mejor dicho, no quiero acostumbrarme 😉 .

Lo que NO me gusta de vivir en Alemania

Falta de cortesía

La falta de cortesía respecto a personas mayores o embarazadas. Es muy raro ver a alguien cediendo su sitio en el transporte público o sujetando la puerta para que no se te estampe en las narices. (Imagínate la típica puerta con muelle para que se quede cerrada).

La poca iluminación de noche

Echa un poco para atrás pasar por algunas calles a partir de las cinco de la tarde, que ya es de noche cerrada en invierno.

La locura de aparcar

Es algo que no acabo de entender. Por la zona donde vivo parece que no hay normas de circulación a la hora de aparcar. Cierto es que hay poco aparcamiento y muchos coches, así que si vuelves de trabajar tarde puede ser que te pases media hora dando vueltas. Los alemanes aparcan encima de las aceras. No me refiero a subir las dos ruedas delanteras del coche a la acera. Me refiero a aparcar el coche completamente en la acera, obstaculizando parte de la vía para los peatones. Al parecer esto esta socialmente aceptado. Sin embargo, si paras dos minutos obstaculizando el carril bici (sin darte cuenta) porque tienes que coger algo del maletero, prepárate para la que te puede caer.

Poco amigos de los ruidos

Los alemanes no se llevan bien con el ruido. Hasta en tu casa debes de cuidar eso de no ser ruidoso. Yo esto al principio esto lo llevaba fatal. La música, invitar a amigos a cenar, …  a algunos alemanes parece que les fastidia que los demás lo estén pasando bien. También debes cuidar no poner la lavadora de noche o pasar la aspiradora un domingo. Lo tenemos prohibido por contrato (si, ojiplática me quedé yo también cuando lo leí).

La proximidad de las mesas en restaurantes

Esto me sigue intimidando, para que os voy a decir lo contrario. Siempre intento controlar el tono de voz para evitar que los de al lado se enteren de la conversación. (Y porque ya sé a que los alemanes no les gusta el ruido ni la gente ruidosa 😉 ). Ahora que lo pienso, quizá sea esa la estrategia para que no se forme ruido en el restaurante como pasaría en España…

Recogida de basura en días alternos

Bueno, no sé si son días alternos exactamente. Pero te aseguro que no es a diario. Nosotros tenemos los contenedores dentro del edificio y si no están llenos entiendo que no los recojan a diario. Pero hay edificios que no tienen estos contenedores y tienen que comprar unas bolsas especificas y dejarlas llenas de basura en la calle para que pase el camión el día de la semana acordado. Me parece una guarrería en toda regla porque al final no hay día que pases por la calle que no veas estas bolsas por todos lados (las de mi calle son rosas).

Fumar en sitios cerrados

Es algo que me sorprendió mucho al principio. Reconozco que no fumo y por tanto no me afecta la prohibición que hay en muchos países, incluidos España, sobre que no se puede fumar en sitios cerrados. Aquí es una de las cosas que peor llevo. Salir por la noche a tomar una copa y volver oliendo a cenicero.

Quitarse los zapatos

Cuando vas a casa de alguien o vienen a la tuya, es normal quitarse los zapatos. Estoy de acuerdo que por razones de higiene y suciedad es una costumbre práctica. Peeeeero, no me resulta cómodo ni acogedor. Vas a casa de alguien y te tienes que quedar en calcetines. Si la persona a la que visitas tiene la casa “limpita” y no hace frío, bien. ¿Pero no se os congelan los pies? ¿o que cuando vais a poneros los zapatos de nuevo, tenéis todo tipo de pelusas pegadas en la planta del pie?

No les toques a sus hijos

Estoy de acuerdo en que a los niños no se les debe coger en brazos o tocar sin el permiso de sus padres. Pero que un niño pequeño se caiga, y tu por instinto te acerques a ayudarle, y la madre te eche mirada asesina y ni te dé las gracias… No lo entiendo la verdad.

Peluquerías & Beauty Bars

Este va para las chicas, ¿qué me decís de las peluquerías? ¿Y los sitios para hacerse las uñas? Me resultan muy caros en comparación con España. En la peluquería, por ejemplo, lo normal es que te laven el pelo y te lo corten sin secarte. Esto ya te cuesta lo mismo que el servicio de lavar, cortar y peinar en cualquier sitio normal en España. Te lo secas tú misma si quieres allí o, si quieres que te lo sequen ellas, tienes que pagar el doble.

Lo complicado que es encontrar los ingredientes para un buen cocido

Incluso en tiendas de comida española no suelen tener de todo (al menos todo lo que me dice a mí mi madre que le tengo que echar). A mi me dijeron que la corteza de cerdo aquí está prohibido venderla.

Lo individualistas que son

Yo lo he notado sobre todo al ser madre en Alemania. Nadie te llama o te visita después de dar a luz. No lo hacen de mala fe. Es por respeto y porque piensan que las primeras semanas son para el padre, la madre y el bebé. Precisamente por eso, les sorprende que tu madre se venga un mes a casa para echarte una mano a ti y al recién nacido.

Cambiar las ruedas al coche

De invierno a verano y viceversa, según la estación del año. Imagino que es necesario, pero es un rollo mortal tener que ir cada seis meses al taller,  por no mencionar el dinero que te cuesta. Mucho más cómodo como lo hacemos en España. Un tipo de rueda para todo el año y cuando se gasten, otras.

La falta de improvisación

Lo de preguntarle a un alemán para quedar a tomar algo, y que te dé cita para dentro de dos semanas. ¿En serio? Improvisar un plan con un alemán es (casi) misión imposible.

Pero no todo van a ser desventajas. También tengo una lista de razones por las que sí que me gusta vivir aquí. (Seamos positivos 😉 ). ¡La próxima semana te la cuento!

¿Te suena algo de la lista? ¿Qué es lo que menos te gusta de vivir en Alemania?

 

 

 

Tags:

20 comments

  1. Algunas las entiendo completamente. Sobre todo lo de quitarse los zapatos y del ruido! Un beso

    1. jaja! Gracias por tu comentario Ana. Me alegro que tú, siendo alemana, también las entiendas 🙂 . De todos modos, como ya adelanto en este Post, la semana que viene subiré la lista de las cosas que SI que me gustan de vivir en Alemania, ¡qué también son muchas!

  2. Ups! Hoy pase la aspiradora jajajaja. No se me habia ocurrido que podia estar mal por ser domingo :O

    Genial tu blog! Nos mudamos a HH hace tres semanas, y varios de los posts me fueron muy utiles! Gracias!

    1. Uy!! Y se te ha quejado algún vecino? Bienvenida a Hamburgo! Espero que el clima no te frene para disfrutar de esa
      ta estupenda ciudad!!Ten cuidado que Hamburgo engancha ;). Me encanta que te guste el blog y sobre todo que te resulte útil! Un saludo y gracias por tu comentario!!

  3. Muy buena lista! A mí lo que menos me gusta es la poca variedad de pescado fresco y su caro precio: en España, en cualquier pueblo del centro de Castilla, tienes pescado, no entiendo por qué en Alemania no… Tampoco me gusta la manía que tienen algunos adultos de decirle a otros adultos lo que deben o no deben hacer, les encantan las normas a esta gente, verdad? jajaj

    1. Muy de acuerdo contigo! Lo del pescado es brutal. Mis padres flipan cuando vienen de la poca variedad! También es verdad que nosotros venimos de la provincia de Cadiz y allí tienes para dar y regalar y encima a muy buen precio.

      Respecto a que a los alemanes les gusta decir a los demás lo que tienen que hacer..que me vas a contar! Les encanta dar lecciones..No se puede generalizar, pero a mi aquí me han reñido ya un montón de veces y prometo que me porto bien!! 😀

      Saludos!
      Ana

  4. Hola Ana! He encontrado tu blog por casualidad y no puedo parar de leer! Jajajaja. Yo también estoy en Alemania y con novio Alemán y me identifico contigo en taaaantas cosas!!! 😀 Sólo he podido leer unos 4-5 posts. ¿En qué zona de Alemania vives? Un beso!

    1. Hola Sonia, ¡qué ilusión leer un comentario como el tuyo!

      Pues vivo en Hamburgo, al norte del todo. Aunque vengo del sur de España así que intento llevarme el calor allí donde vaya 😉

      ¿Dónde estás tu y cuánto tiempo llevas por aquí?

      1. Yo estoy por la zona de Baden-Baden y Karlsruhe. Soy de Valencia y llevo unos 3 años en Alemania 🙂

  5. Hola Ana,
    soy alemana y creo que es muy interessante a ver algunos aspectos sobre Alemania de un otro punto de vista.
    A pesar de eso no estoy de acuerdo con todos los puntos. En mí opinión no se puedes generalizar tantos aspectos por que por su puesto toda la gente que vive aquí es differente y tiene distinto afición.
    Pero en general te entiendo en muchas cosas. Un bien ejemplo es el clima. Creo que es muy difícil a acostumbrarse a un clima más frío.
    En resumen me gusta mucho tu lista.
    Muchos Saludos,
    Louisa

    1. Hola Louisa, ¡gracias por tu comentario!

      Como tu bien apuntas, es interesante conocer el punto de vista de una persona alemana cuando lee una entrada como ésta.

      Llevas toda la razón en que no se puede generalizar. Cada persona es diferente. Con esta lista sólo intento destacar (con un toque de humor) aspectos que me han llamado mucho la atención durante mi tiempo viviendo aquí.

      También escribí una entrada sobre lo que sí me gusta de Alemania, ahí comprobarás que hay muchas cosas que me encantan de vivir aquí 😉 .

      Un abrazo,
      Ana

  6. Yo no soporto el cielo gris,dia si y dia también..Después de 4 años aquí, no me acostumbro,,

  7. Anda por eso vi a una el otro día secándose el pelo que pensé pero esta loca que hace? Pensé serà de la peluquería que a veces ya sabes que ellas se hacen cosas! Lo de los neumáticos es que en España no necesitamos de invierno , aquí como hay nieve y tal pues se necesitan de mayor adherencia no? Es pura cuestión de seguridad vial imagino …. son personajes curiosos estos alemanes, yo añadiría lo a pecho que se toman algo, no se te ocurra decir os invito a casa si no lo dices en serio, que en España se dicen mucho que queda en el aire, aquí los tienes en casa cenando rápidamente….

    1. Hola Elena, ¡gracias por comentar!

      Lo de la peluquería fue un auténtico shock la primera vez. Además de que son mucho más caras. Yo después de cuatro años sigo aprovechando las visitas a España para cortarme el pelo. Lo del cambio de neumáticos si claro, cuestión de seguridad. Además, tengo entendido que si no los cambias y tienes algún percance con el coche, el seguro no se hará responsable si no llevas el neumático adecuado. No obstante no deja de ser un rollo además de un coste adicional…

      Lo de que se toman las cosas muy en serio, es verdad. Lo que peor llevo sin duda es lo de tener que planear con meses de antelación. Poco a poco me he ido acostumbrando pero sigo sin ser fanática de tanta planificación del tiempo libre.

      Un abrazo!
      Ana

    2. También los puedes comprar para todo el año y no los tienes que cambiar, pero creo que no son tan rentables al final y depende como sea el invierno por la zona que vives si hay mas o menos nieve.

      Hay cosas que depende de la zona donde vivas es de una manera u otra yo vivía en una ciudad cerca de Bremen y la verdad que no me gusto mucho la gente era como mas fría y distante.
      Ahora nos hemos mudado a un pueblo de Rhenania del Norte y la gente es super amable cariñosa y muy dada a relacionarse con los nuevos vecinos.
      Los ruidos es como en todas partes si vives en un piso o casa que comparte paredes pues puedes tener algún que otro encontronazo con los vecinos.
      Sin embargo si vives en una casita con parcela es totalmente diferente aunque lo de cortar el césped o usar herramientas de motor un domingo sigue siendo una falta de respeto hacia las demás personas, que aprovechan ese día para estar en casa tranquilos y relajaditos, así que el sábado es normalmente el día que todos están dale que te pego a los jardines y las tareas mas ruidosas de casa, jajajaja. Pero eso me gusta por que esa paz y tranquilidad también la gozamos nosotros. saludos

  8. Hola Ana, he encontrado tu blog por casualidad y no sabes lo bien que me ha venido, ademas de lo que he reido y analizado, yo soy cubana pero vivi algunos años en barcelona y bueno ahora estoy por aqui hace unos 3 años, casada con un aleman y embarazada jajaj. Yo soy algo ruidosa por naturaleza, cuando hablo o rio y eso he tenido que controlarlo e incluso a veces me olvido de donde estoy porque la charla esta muy amena con otras amistades cubanas y españolas y se que debo contenerme cuando le miro la cara a mi esposo porque se pone rojo como un tomate jajaj, cosa que a veces me divierte y otras me enfada, por que me digo ostias que en este pais uno no puede relajarse como quiera o cuando quiera pero nada sigo intentando acostubrarme a todo por aqui. Gracias por tu blog, ( me encanta ); y perdona si he escrito mucho es que me enrollo muy facil. Saludos.

    1. Hola Carla, aquí viene mi respuesta. ¡Mejor tarde que nunca!

      No sabes cuanto te entiendo… Me veo reflejada en cada palabra de tu comentario. Yo después de los años por aquí he llegado a la conclusión que no quiero dejar de ser ruidosa, ni de hablar alto, ni de reír a carcajadas, ni de hablar por teléfono en el bus o en el metro. No veo nada de malo en ello y forma parte de mi carácter y de la tierra de la vengo. Mientras no hagamos mal a nadie, ¿por qué vamos a cambiar?

      Espero que estés teniendo un buen embarazo y que el blog te ayude en las dudas que durante estos meses seguro te surgirán. ¡Me alegra mucho que te guste!

      Un abrazo y deja que te mimen mucho 😉
      Ana

  9. Hola Ana, me alegra leerte. pronto me mudare a Alemania desde México. mi esposo es Aleman y en cuanto al ruido pense que era algo propio de el. se enoja si rio fuerte o si veo videos que para mi son chistosos. Los videos que el ve se me hacen aburridos y apaticos. El tiene una forma de ser que no se si sea propio de los Alemanes y es que habla si pensar en que las cosas que dira herirán a la otra persona. Espero leer mas de ti.

    1. Hola Awi, bienvenida al blog y a Alemania.

      En general los latinos somos más ruidosos y alegres que los alemanes, pero es una generalización claro. Luego cada persona tiene su caracter. Yo lo que te puedo decir es que habléis mucho, que lo que no entiendas de él se lo digas y le animes a que él haga lo mismo. Las diferencias culturales van mucho más allá del idioma y hablando se consigue empatizar más con el otro y evitar malos entendidos.

      Te deseo mucha suerte en tu nueva aventura.

      Un abrazo,
      Ana

  10. […] puede resultar chocante en algunos casos. La semana pasada la despedimos con una entrada sobre lo que NO me gusta de vivir en Alemania. Como es lunes y hay que empezar la semana con positividad, hoy escribo sobre lo que considero que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *