Lactancia: lo que necesitas saber y quizá aun nadie te haya contado (Parte II)

Lactancia: lo que necesitas saber y quizá aun nadie te haya contado (Parte II)

La lactancia supone un choque, sobretodo al principio, por la falta de independencia tanto en movilidad como en la alimentación.

Si estás a punto de iniciarte en el mundo de la lactancia o te encuentras en ese punto en el que estas al borde de tirar la toalla, te animo a que lo intentes y a que te armes de paciencia (sobre todo las primeras tres semanas).

Cuanto más tiempo le lleves dando el pecho a tu bebé, más ventajas encontrarás y más lo disfrutarás.

Si tienes pensado viajar, dar el pecho es especialmente cómodo. No tienes que preocuparte de llevar biberones, esterilizadores o similares y sabes que la leche está a punto para cuando el bebé la demande. Esto es especialmente práctico si viajas en avión, ya que le puedes dar el pecho durante el despegue y el aterrizaje para evitar que al bebé le molesten los oídos.

Dando el pecho no sólo estas alimentando a tu bebé con la mejor leche que hay, sino que le estas abrazando, aportándole seguridad y transmitiéndole tu cariño. Es por eso que la lactancia sólo tiene sentido si para la madre también es positivo. Si no te sientes cómoda haciéndolo, no lo hagas. Para que un bebé esté feliz, la primera que tiene que estarlo es su madre. Por suerte, hoy en día tenemos la posibilidad de comprar leches de fórmula en la farmacia que aportarán al bebé todos los nutrientes necesarios para su desarrollo.

Otro factor a tener en cuenta durante la lactancia es la ropa. Vestidos y en general cualquier prenda que no puede subirse, bajarse o desabrocharse a la altura del pecho, habrá que desecharla. La ropa interior también sufrirá un cambio temporal. Tus sujetadores pasarán a quedarse olvidados en el cajón mientras que los sujetadores de lactancia serán los que uses. No olvides de dejártelo puesto también para dormir. Así evitaras manchar la cama y estarás ayudando a que todo se mantenga en su sitio 😉 .

Carlos tiene ya casi cinco meses y estoy empezando a dejar de darle el pecho dándole biberones con leche de fórmula. Aunque en un principio pensé en darle el pecho seis meses, la falta de independencia que ello conlleva me ha llevado a tomar la decisión de dejarlo ya. Para mí la mayor ventaja del biberón respecto a la lactancia es la posibilidad de que le pueda dar de comer cualquier persona y no únicamente yo. También es mucho más rápido, aunque he de reconocer que Carlos últimamente mamaba en 10 minutos. También hay que señalar que la diferencia de precio es notable. Por otro lado, Carlos sigue despertándose para comer durante la madrugada. Antes lo metía en la cama para darle el pecho y ahora me tengo que levantar para prepararle el biberón y esperar a que se lo tome.

Como véis, cada opción tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Yo he intentado resumirlas aquí lo mejor que he podido, siempre desde mi experiencia. Me encantaría leer que tal os ha ido a vosotras. ¿Habéis dado de mamar a vuestros bebés? ¿Habéis notado que en Alemania hay más madres que dan de mamar a sus bebés que en España?

Esta entrada tiene un comentario

  1. Hola. Soy Argentina y mi marido Aleman. Actualmente vivimos en Argentina y estamos por ir de visita alla con nuestro bebe de 4 meses, Aqui toma leche de formula liquida, queria consultarte que marca o marcas son la mas recomendables en Alemania para poder darle a nuestro bebe cuando estemos alli. Muchas gracias.

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito