Lactancia materna (segunda parte)

lactancia

El viernes pasado te contaba todo lo que he aprendido sobre la lactancia materna en estos quince meses intensivos de maternidad que llevo. Como ya te adelanté, hoy continúo con la segunda parte.

Lactancia materna (segunda parte)

¿Con cuánta frecuencia debe mamar?

Cuanto más frecuentemente mame, más leche tendrás. Cuanto más espaciadas sean las tomas, menos leche te subirá. Se trata de dar el pecho a demanda, ya te lo habrán dicho. Así que deja que tu Mini marque los tiempos. Cuando Mini A estuvo dos noches durmiendo cinco horas de una vez, me surgió la duda de si debía despertarla o mejor dejarla dormir. ¿No es muy pequeña para estar tantas horas sin comer? Le pregunté a mi matrona y me dijo que como estaba ganando peso, podía dejarla dormir un máximo de cinco horas con la edad que tiene (no llegaba a dos semanas). En el caso de que no estuviera engordando, sí sería conveniente despertarla para que no haga las tomas tan distanciadas.

¿Y en cuanto a la alimentación?

¿Puedo comer de todo? Mi experiencia es “sí” y lo que me ha dicho la matrona es que “también”. Evidentemente, el alcohol mejor seguir dejándolo fuera de la dieta pero por lo demás, puedes comer de todo. Yo al menos lo hago y no he notado, ni con Mini C ni con Mini A, ni más gases ni más rojeces en la zona del pañal cuando “van al baño”.

¿Puede usar chupete un bebé tan pequeño?

Aquí yo también tenía mis dudas. Sin embargo, como ya te contaba, Mini C era un tragón desde el comienzo e incluso recién terminado de comer quería seguir “chupando”. Es por eso que la matrona me recomendó unos chupetes de caucho con una tetina considerablemente grande (similar al pezón), para que no “extrañaran el pecho” cuando se lo tuviera que dar. Nunca lo extrañó. Ni el pecho, ni el chupete, ni el biberón. Con Mini A estoy siguiendo la misma táctica. La matrona (ahora tengo una distinta a la que tuve con Mini A, lo que está genial para comparar versiones) dice que los bebés que maman bien no tienen problemas para tener chupete. Y que si mama bien del pecho, lo más probable es que lo haga también del biberón.

¿Y cuándo es conveniente usar el saca leches (Milchpumpe) ?

Yo quise usarlo durante la primera semana por aquello de que tenía el pecho muy hinchado y me dolía. La matrona me lo desaconsejó y en su lugar, me dijo que podía intentar, a través de los masajes, que se vaciara el pecho mientras estaba en la ducha. Eso era mejor al principio que el saca leches. Yo le he hecho caso y me ha ido bien. Nada de atasco de leche, o como se dice por aquí, Milchstau (cuando se crea un pequeño bultito en el conducto por el que va la leche, que puede provocar infección y terminar en Mastitis).

Con Mini C las grietas me duraron varias semanas. Sólo de pensar en esa cosa de plástico en el pecho se me ponía el vello de punta. Así que no usé uno hasta que Mini C no tuvo por lo menos dos meses. En cuanto al mejor saca leches, no te puedo decir, ya que no los he probado todos. Con Mini C tuve uno de Lansinoh manual que me fue fenomenal. Y siempre me hablan muy bien de la marca Medela. Tanto del manual como del eléctrico.

¿Qué son las crisis de crecimiento o Wachtumschub?

Si crees que ya lo sabías todo, quizá se te haya quedado esto en el tintero. Resulta que cuando creías que ya lo tenías todo dominado, tu bebé empieza a demandar con mayor frecuencia y en cada toma estira tu pecho como si de un chicle se tratara. A  ti te da la sensación de que no tienes suficiente leche y empiezas a preocuparte. ¿Se me habrá ido la leche? ¿Será que mi leche no es sufucueinte buena? Nada más lejos de la realidad. Seguramente se trate de una crisis de crecimiento.

Primera y segunda crisis de crecimiento

La primera suele tener lugar entre los 17 y 20 días después de nacer. Si en estas fase tu bebé demanda más frecuentemente, síguele el ritmo y ya verás como en un par de días todo se vuelve a normalizar. Tu bebé necesita más leche y la forma de hacérselo saber a tu cuerpo es mamando más a menudo. Una vez que tu cuerpo se percate, producirá más cantidad de leche y las tomas volverán a espaciarse en el tiempo. La segunda crisis aparece cuando tu bebé ha cumplido las 6 ó 7 semanas. Aquí no sólo se ajusta la cantidad de leche, sino también su sabor. Éste se torna más salado (la leche materna es más bien dulce) y el cambio hay bebés que no lo llevan bien. Esta vez la adaptación a las nuevas demandas del bebé puede prolongarse hasta una semana.

Tercera crisis de crecimiento

Por último, hay una tercera crisis tras los primeros tres meses. Notarás que las tomas se espacian en el tiempo y que tu bebé tarda mucho menos en mamar. Esto puede venir acompañado de una subida menor del peso del bebé. Además, puede que te notes el pecho menos hinchado antes de cada toma y que el bebé vaya menos veces de lo acostumbrado al baño. Que no cunda el pánico. Todo esto entra dentro de lo normal en esta etapa. Puede llevar un mes que todo vuelva a regularse de nuevo. Paciencia y como siempre, a adaptarse a lo que tu Mini necesite.

Pues hasta aquí mi experiencia con la lactancia materna. Hace apenas un año no tenía ni idea. Ahora, aunque no soy ninguna experta, sí que estoy mucho más segura de lo que debo hacer y lo que no. Espero que mi experiencia te ayude a diferenciar mejor lo que es normal de lo que no. Pero sobre todo a disfrutar más de esta etapa única de la maternidad.

¿He olvidado algo? ¿Cuál ha sido tu aprendizaje con la lactancia materna?

 

Tags:

One comment

  1. Hola Ana, Muchas felicidades por tu nuevo mini!!!
    Yo también vivo en Alemania (en el sur, Bodensee) y estoy embarazada. Espero mi primer bebé para febrero. Asi que he descubierto tu blog y me lo he leido enterito!!!
    Muchas gracias por el tiempo que le dedicas, lo veo muy útil y me parece que es muy sensato todo lo que dices.
    He leído en alguna entrada que teneis el Joolz Day, que es el mismo que he encargado yo y te quería preguntar si compraste la maleta de viaje de la marca o usas otra para viajar en avión. Aún no se cómo nos organizaremos para ir a España con nuestro mini 🙂
    Gracias otra vez por todo lo que explicas, encuentro los temas muy interesantes!
    Besos desde el Bodensee, Carla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *