Guía rápida para alquilar piso en Alemania

alquilar_piso_en_Alemania

Alquilar piso en Alemania es, según qué circunstancias, más difícil que encontrar trabajo. Podría ser una exageración, pero no lo es. Y si no, que le pregunten a los que se pasan meses visitando pisos y preparando documentos como si de una entrevista de trabajo se tratara, para al final no ser los inquilinos seleccionados. Nosotros, con la mudanza del mes pasado, ya llevamos tres dentro de Hamburgo.  Si estás buscando piso o ya lo tienes, pero aún no te enteras del todo de cómo funciona la cosa aquí. Estate atenta porque hoy te cuento las principales claves para que salgas airosa (o airoso, que también tenemos algún que otro hombre entre nosotros) en tu tarea.

Claves para alquilar piso en Alemania

La inmobiliaria y el Makler

Una diferencia importante a la hora de alquilar piso en Alemania, si comparamos con España, es que aquí casi la totalidad de los pisos de alquiler van por inmobiliaria. Es raro el caso de alquilar un piso directamente con el propietario. Por eso, si tienes pensado salir a dar una vuelta a mirar balcones o fachadas para apuntar números de teléfono, mejor no pierdas el tiempo. Para “postularte” como potencial inquilino, lo primero que tendrás que hacer es contactar con el Makler (agente inmobiliario encargado de encontrar inquilino para el piso) y esforzarte por ser su candidato favorito.

Dónde buscar

Mi consejo es que te grabes alertas de pisos que encajen con lo que estás buscando en páginas web del tipo immonet, immowelt, o immoscout24. ¿Cómo? Pues grabando los datos del piso que buscas, (zona, número de habitaciones, rango de precios, etc) y dejando tu correo electrónico para que te envíen una alerta en forma de E-mail cuando den de alta pisos que reúnan esas características. Además, también puedes descargarte la App y aceptar recibir notificaciones cuando algún piso que reúna tus requisitos quede libre.

Otra opción es estar rápido si te enteras de que alguien deja su piso. Si tienes la suerte de postularte como candidato sin que se haya llegado a publicar un anuncio, tus posibilidades serán lógicamente mayores.

El número de habitaciones (Zimmer Wohnung)

Si ya llevas un tiempo viviendo por estas latitudes, te habrás dado cuenta de que lo primero que tienes que saber a la hora de alquilar piso en Alemania es cuántas habitaciones quieres. Y ojo porque habitaciones no es sinónimo de dormitorios. Si hablamos de número de habitaciones o Zimmer, incluimos todas las habitaciones de la casa excepto cocina y cuartos de baño. O dicho de otro modo, se incluye toda habitación susceptible de poder convertirse en dormitorio.

Esto facilita la tarea a aquellos que alquilan para tener un piso compartido o Wege. En estos pisos no suele haber salón, sino que todas las habitaciones se usan como dormitorios, excepto baños y cocina.

Kaltmiete o Warmmiete

Estos dos términos hay que tenerlos claros antes de ponerse a alquilar piso en Alemania, ya que te indican la cantidad mensual que tendrás que pagar. El Kaltmiete es lo que en España llamamos el precio mensual del alquiler. A menudo, tanto aquí como allí el precio de la factura del agua está incluido.

El Warmmiete reúne la cantidad total a pagar a final de mes una vez incluimos las facturas de consumo de luz y calefacción, ente otras. Estos gastos adicionales de facturas son los Nebenkosten o Betriebkosten. La limpieza del edificio o la recogida de basura, van incluidos en este importe. Aclara bien lo que incluye el Warmmiete y a quien le toca hacer la contratación, ya que a veces hay facturas que no están calculadas en el importe y al final te llevas sorpresas.

Keller (trastero) o Dachboden (Buhardilla)

Prácticamente todo piso que se precie lleva aparejado su trastero en el sótano o en la buhardilla correspondiente. En España estuve varios años compartiendo piso de alquiler y nunca tuvimos ni lo uno ni lo otro. Ahora no sé cómo nos apañamos sin esta pieza (para mí ya fundamental) del la vida diaria. Muchos trasteros situados en los sótanos de pisos antiguos son húmedos. Esto implica que lo que guardes ahí podrá estropearse o coger olor a humedad. No alquiles un piso sin visitar el trastero.

Fahrrad Keller

Otro punto positivo de cualquier piso. Muchos edificios cuentan con espacios dentro del mismo para guardar bicicletas. Esto esta genial para velar por la seguridad de tu bicicleta, pero no te confíes. Aunque la guardes en un espacio cerrado bajo llave junto con otras bicis, no dejes de ponerle candado.

Altbau o Neubau

Piso antiguo (Altbau) o nuevo (Neubau), ésa es la cuestión. En Alemania hay mucho piso antiguo muy chulo. Techos altos, suelos de madera y grandes ventanales. Muchos tiene Denkmalschutz o lo que es lo mismo, protección por la que no se pueden cambiar las fachadas. Esta es una razón por la que no se les instalan ascensores y muchas madres nos vemos con nuestros Minis a cuestas por las escaleras.

Saniert o Renoviert

Relacionado con lo anterior, si eres de los que te pierdes por un bonito piso Altbau, es posible que te encuentres con uno saneado (Saniert) o renovado (Renoviert). ¿Que cuál es la diferencia? Pues en el primero suelen haber cambiado instalaciones como tuberías en cuartos de baño y cocina. Es como mudarse a un piso de construcción nueva pero con la “carcasa” del piso antiguo. Un piso renovado suele conservar baños e instalaciones eléctricas y de agua antiguas. Habrán reparado lo que no funcionara correctamente y lo habrán pintado. Normalmente, según te entreguen a ti tu piso, así tendrás que dejarlo cuando te vayas.

Pisos sin cocina

Esto a día de hoy y después de cinco años por aquí, me sigue pareciendo de lo más surrealista. ¿Te imaginas alquilar un piso que no tenga cocina? Es más, ¿te imaginas tener que montar tú la cocina de un piso de alquiler, corriendo con la mayor parte de los gastos? Pues esto te puede pasar si vives en Alemania. El propietario del piso está obligado a correr con los gastos de fregadero y hornos de cocina (vitrocerámica, cocina de gas, eléctrica o del tipo que sea). Pero lo demás corre de tu cuenta. Se supone que después se la puedes revender al siguiente inquilino.

Casi siempre, sin muebles

En Alemania la mayoría de los pisos de alquiler (incluso si son para compartir), se alquilan sin muebles. Yo a esto, personalmente, sólo le veo ventajas. Primero porque te sientes mucho más a gusto en un piso con tus propios muebles. Después, porque si te vuelves a mudar te llevas tus queridos muebles contigo (la mudanza es más rollo que si no tuvieras que hacerlos, eso si es verdad) y montas el “chiringuito” en otro lado. Además, teniendo en cuenta el mercado de muebles de segunda mano que hay, no te resultará difícil revenderlos.

Visitas multitudinarias

Tal cual. No te extrañes si te citan un sábado a las 11 de la mañana para visitar el piso que te ha gustado y te encuentras con una fila de personas haciendo cola en la puerta. Son tus rivales. Seguramente alguno lleve una carpetita debajo del brazo con los documentos que se requerían en la descripción del piso para entregarlos personalmente al Makler.

Aunque este tipo de visitas es bastante común, también puede ser que te citen a ti sólo para ver el piso. Si este es tu caso, aprovecha para causar una buena impresión, sin olvidarte de hacer preguntas.

Candidato favorito

La forma en la que el Makler te perciba, puede ser determinante a la hora de que consigas el piso. Muchas veces, el propietario se deja guiar por el criterio del Makler. O el Makler es el encargado de hacer una primera criba, presentando dos o tres potenciales inquilinos al propietario. Es por eso que es importante causarle una buena impresión. ¿Cómo? Hazte el simpático (si es que no lo eres 😉 ). Si se trata de una visita multitudinaria abórdale al final con preguntas (que tengan sentido) para que permanezcas en la memoria.

Ojo a las condiciones del contrato

Si finalmente eres el agraciado, ¡enhorabuena! Pero no nos dejemos llevar por la emoción. Lee bien las condiciones del contrato y pregunta todas las dudas que tengas antes de firmarlo.

Algunas cosas a tener en cuenta son:

Kaution o depósito

Suele ser tres mensualidades del Kaltmiete y debes depositarlo al inicio del periodo de contratación. Si al finalizar el contrato hubiera desperfectos en el piso, el pago de los mismos se descontarán de ahí.También las facturas que queden por venir de consumos de luz y calefacción, entre otros. Pueden tardar hasta tres meses en devolverte el importe de la Kaution una vez finalizado el contrato, el cual te devolverán con sus correspondientes intereses. (Al menos, este ha sido siempre nuestro caso).

Befristet Vertrag o contrato de duración limitada

Hay veces que el alquiler sólo puede ser por un periodo determinado. Esto significa que, transcurrido este periodo, estas obligado a abandonar el piso. O por lo contrario, puede ser también que te exijan en el contrato que te quedes un mínimo de años en el piso. Aclara bien este punto si lo encuentras en tu contrato. Hay veces que un traslado a tu país de origen, por ejemplo, te exime de la penalización que se haya estipulado.

Staffelmiete 

Esto tiene que ver con el incremento del alquiler con el paso de los años. Es frecuente que, ya por contrato, se recoja que deberás de pagar más en los años siguientes. Este incremento suele prolongarse durante lo primeros cinco años del alquiler. En Hamburgo es corriente una subida del 3% cada dos años o el 1,5% anual.

Kundigungsfrist o plazo de pre aviso para dejar el piso

Normalmente, suele ser de tres meses. Esto significa que estas obligado a pagar los tres meses siguientes desde la fecha en la que avises que te vas del piso. Ojo porque este periodo puede prolongarse conforme más tiempo lleves en el piso. En nuestro piso anterior, aumentaba a seis meses una vez transcurrido los primeros cinco años de alquiler. Teniendo en cuenta que a menudo cuando buscas un piso y te lo dan, cuentas con escasas semanas para la mudanza, esto del Kundigungsfriest puede ser un problema. Por suerte, la demanda de pisos de alquiler es tan alta que no será difícil que tú, como inquilino encuentres futuros inquilinos interesados en quedarse con tu piso. Si este es tu caso, preséntalos a la inmobiliaria para que sean ellos los que den el visto bueno final. A pesar de que esto funciona en muchas ocasiones, la inmobiliaria no está obligada a aceptar nuevos inquilinos durante tu Kundigungsfrist.

Abschlag o histórico del precio de las facturas

Otra cosa curiosa es que la cantidad que pagues de luz o agua mensual no será la real, sino la estimada. La estimación sale del consumo del año anterior. Si acabas de entrar en el piso y tu antecesor no miraba mucho lo que consumía, puede ser que al cabo del año recibas una carta de la compañía de electricidad donde te devuelven dinero. En este caso bajará el importe estimado que pagarás en este concepto los próximos doce meses.

Las copias de llaves

En el contrato se recoge el número de copias de llaves que te han entregado al inicio. Normalmente son tres copias y suelen llevar una marca que indica que pertenecen a un piso de alquiler. De manera que tú, como inquilino, no puedas copiarlas. Esto, sin embargo, no ocurre en todos los casos.

Pues hasta aquí esta guía rápida sobre alquilar piso en Alemania. También comentar que hay una especie de cooperativas como SAGA, en las que recibes ciertas ventajas por ser miembro. No estoy demasiado puesta en este tema, pero aquí encuentras mas información si te interesa.

¿Quieres conocer más curiosidades alemanas? ¿Has tenido dificultades para alquilar piso en Alemania? Ánimo si estás en pena búsqueda que al final se encuentra 😉 .

Si te gusta el blog y no te quieres perder ninguna entrada, escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te enviaremos cada nueva publicación. Además, recibirás totalmente gratis nuestro eBook con las preguntas más frecuentes sobre Elterngeld, Kindergeld, Elternzeit y Mutterschutz. ¡Gracias!

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *