El sistema educativo alemán

sistema_educativo_aleman

Una de las dudas que como madre en Alemania más nos ocupan (por no decir que nos preocupan), es la educación de nuestros Minis. Hoy te cuento cómo funciona el sistema educativo alemán (das Deutschen Bildungssystem). Y desde ya te adelanto que una de las características que personalmente más me han llamado la atención, es la “clasificación” que se hace de los alumnos a muy temprana edad. (En torno a los 10 años).

Pero vayamos por partes. Aviso que este tema es muy lioso. No sólo porque el sistema educativo alemán lo es. Sino porque además, en cada comunidad autónoma funciona de distinta manera. Es por eso que hemos intentado aclarar el funcionamiento de este sistema a grandes rasgos, para luego particularizar en algunos casos. Lamentablemente, no he encontrado información lo suficientemente fiable como para adentrarme en otras comunidades autónomas. Desde aquí agradezco a quien me quiera ayudar a completar este post con las particularidades de sistema educativo alemán, según su comunidad autónoma.

Ahora sí, empezamos:

Hoy tenemos una invitada de excepción en el blog. Su nombre es Cristina, maestra y Técnico Superior de Educación Infantil. Cristina nos hace un magnífico resumen que nos ayuda a hacernos una idea de dónde estarán nuestros Minis según su edad. Además, como Erzieherin (educadora) en una escuela infantil de Frankfurt, al final del post nos cuenta en primera persona su opinión sobre este sistema y su experiencia acompañando a los pequeños a descubrir los nuevos conocimientos en su día a día. 

El sistema educativo alemán

De 0 a 6 años: Kindergarten

En Alemania, como en España, la educación infantil no es obligatoria y por tanto, tampoco gratuita. (Hessen ha aprobado que a partir de agosto de este año 2018, el segundo ciclo sea gratuito). No obstante, se matricula a un gran número de niños en la primera etapa de su vida. En ciudades como Hamburgo o Berlín, existen subvenciones para pagar un determinado número de horas de Kindergarten. En Hamburgo es el llamado Kitagutschein. El importe de la ayuda varía según las circunstancias de cada familia y empieza a partir de que el niño cumpla su primer año de vida.

El primer centro que conocemos es la Krippe, donde hay niños de entre 0 y 3 años. Después pasan a la Kita, hasta los 6 años de edad. Existen también centros que engloban los dos ciclos, llamados Kindergarten. Durante el último año de Kindergarten, el niño es conocido como Vorschulkind (preescolar). Ahí tiene una primera toma de contacto con los números y las letras, aunque no tan profundamente como en España. La lectura y escritura se trabaja en el siguiente nivel: educación primaria. 

De 6 a 10 años: Grundschule

A partir de los 6 años,  la enseñanza es gratuita y obligatoria. Es el momento de matricularse en la Grundschule y pasar los siguientes 4 años. Dada su importancia, el primer día del “cole” se presenta con un ritual de bienvenida en el que todos los familiares del pequeño participan. 

El Grundschule es la enseñanza básica obligatoria que va desde el primer curso – Klasse 1. hasta la Klasse 4. o el cuarto curso. Es entonces cuando los alumnos pasan al siguiente ciclo. Un nivel secundario, en el que dependiendo de su rendimiento académico durante la primaria, sus puntos fuertes e intereses, comenzarán a encaminar su vida profesional en un centro de estudios determinado. Normalmente tan pequeños no saben a lo que van a dedicarse profesionalmente. Por eso, la división de alumnos se hace sólo en función del rendimiento. Esto lo decide el tutor o tutora (equipo educativo) de la Grundschule.

A partir de los 10 años

Aquí es donde la cosa se complica. Dependiendo del estado federado al que pertenezcas, hay diferentes opciones. Como ya hemos adelantado, tradicionalmente y dependiendo de las calificaciones y recomendación de los maestros, a los 10 años (a partir de la 4. Klasse o 4 curso) los alumnos se dividen en:

Nota: en Hamburgo y en más estados federados (desconozco si en todos), la última palabra sobre a qué tipo de colegio irá el alumno la tienen los padres. En el caso de que los padres decidan que su hijo va a un colegio distinto al que su tutor le ha recomendado, éstos lo harán bajo su responsabilidad.

Sekundarstuffe I. (Primer ciclo de secundaria)

Termina en la Klasse 10. – con unos 15 años- con el MSA. Un examen de certificación que, una vez superado con éxito, dará acceso a continuar los estudios en un Gymnasium o Gesamtschule, o una Stadtteilschule si estás en Hamburgo. (Más adelante te explico algo más sobre estas instituciones y lo que representan).

Superando el MSA pueden cursar directamente determinados Ausbildungs – ciclos formativos – . Es decir, estudiando hasta la Klasse 10 (Klasse 11. si estás en Hamburgo) habrás llegado a completar tu educación secundaria obligatoria (Sekundarstuffe I). Superando el examen de calificación MSA podrás acceder a un Ausbildung, que es lo que en España se conoce como un ciclo formativo. Si tu intención es acceder a la Universidad, entonces tendrás que seguir estudiando para superar con éxito el Abitur. Un examen similar a lo que en España se llama Selectividad.

Sekundarstuffe II. (Segundo ciclo de secundaria)

Termina en la Klasse 12. o 13 (según la comunidad autónoma en la que te encuentres) con el Abitur (Selectividad o prueba de acceso a la Universidad) – con unos 18 años-.

Con él se accede a la Uni (estudios universitarios superiores), a la Fachhochschule (para estudios universitarios técnicos) o a un Ausbildung superior (un ciclo de formación de segundo grado).

Se cursa en un Gymnasium o en una Stadtteilschule o Gesamtschule. Ir a un sitio o a otro dependerá de la recomendación dada por el tutor y del Bundesland (estado federado) en el que estés.

A continuación, aclaro algunos puntos más sobre esta división de “colegios” según la edad y el nivel de formación. Aunque parece que originariamente todos los Bundesländer (estados federados) alemanes parten de aquí. Lo cierto es que hay regiones (como es el caso de Hamburgo) donde algunas de estas instituciones ya no existen.

Hauptschule 

  • Es la institución a la que se asiste para adquirir una enseñanza general básica encaminada a una futura formación profesional (ciclos formativos). En Alemania sería para la posterior realización de un Ausbildung. Esta formación te prepara para realizar un oficio o actividad. Por ejemplo, en Alemania es necesario hacer un Ausbildung de panadero (Bäcker) para poder trabajar como tal. El certificado que se consigue tras completar los estudios en un Hauptschule se llama Erster Schulabschluss.

Realschule 

  • En este tipo de centros se proporciona una enseñanza general en más profundidad que la anterior (Hauptschule). Con ella, los estudiantes obtienen un título superior de grado medio, con el que es posible acceder a estudios ampliados. Por ejemplo, las escuelas técnicas secundarias. Además, tienen la posibilidad de acceder al segundo nivel del Gymnasium, (del que escribo a continuación) en el caso de querer estudiar una carrera universitaria, o encaminar los estudios a grados superiores. El certificado que se consigue tras completar los estudios en un Realschule Mittlerer Schulabschluss.

Gymnasium

  •  Si se completa hasta la Klasse 12, el Gymnasium finaliza con el Abitur. De otro modo, si se finaliza hasta la Klasse 10 (Sekundarstuffe I del que ya hablamos antes), se hará un MSA. El examen MSA es una prueba de las tres asignaturas principales (alemán, inglés y matemáticas)  que certifica la superación del primer ciclo de la enseñanza secundaria obligatoria.(Sekundarstuffe I). Con este examen se tiene acceso la Berufschule para completar determinados Ausbildung
  • En el caso de Hamburgo (ya te digo que aquí vamos por libre) empieza en la Klasse 5. La primera etapa (Sekundarstuffe I) es hasta la 10. Klasse y la segunda etapa son los dos últimos años (11 y 12. Klasse).
  • En un Gymnasium el sistema de enseñanza es mucho más intenso. Hay muchos más deberes para casa y hay algunos que están “tematizados”. Si tu punto fuerte es el deporte te puedes apuntar a un centro donde se refuerce más esta habilidad.

Una visión general

¿Nada fácil ni intuitivo, verdad? Como comentaba durante el post, esta división no es igual en todos los Bundesländer o estados federados. Y esto hace el tema un poco complicado de entender, incluso para los alemanes. Pero sí hay ciertas tendencias, como que en todos los estados hay Gymnasium que finaliza con el Abitur (Selectividad) y que el Hauptschule y el Realschule se está agrupando en un único colegio que toma diferentes nombres según el Bundesland, donde se pueden conseguir ambos certificados. Este colegio que engloba Hauptschule y Realschule es comúnmente conocido como un Gesamtschule. Aunque aquí en Hamburgo sería una Stadtteilschule.

Una visión particular

Hamburgo – Hamburg

Desde el 2011 desaparece la división tradicional de Haupschule, Realschule y Gesamtschule. La división a los 10 años (después de la 4. Klasse) se hace entre Gymnasium (Gymnasialempfehlung) y Stadtteilschule. Aquí puedes llegar a hacer el Abitur por dos caminos. En 12 cursos a través del Gymnasium o en 13 cursos a través del Stadtteilschule. Hay que decir que el examen de Abitur es a nivel de Bundesland (estado federado). O dicho de otro modo, no es el mismo examen para toda Alemania.

En el Gymnasium en Hamburgo los dos primeros años (Klasse 5. y 6.) se llaman Beobachtungsstuffe (porque se valora y analiza el rendimiento del alumno y si la escuela elegida es la apropiada). Tras esto dos años y dependiendo del caso, se puede considerar la posibilidad de cambiarlo a una Stadteilschule.

En las Stadtteilschule hay más clases de integración. Hay que recalcar que el alumno que asista a una Stadteilschule no implica que sea de bajo nivel. Los hay muy brillantes que por razones de cercanía al centro asisten a éstos. Es una enseñanza más lenta (se tarda un año más en poder realizar el Abitur o prueba de acceso a la universidad). Además, los libros son distintos comparándolos con los que se usan en un Gymnasium y no se suele mandar tanta tarea para casa. Eso sí, el plan de estudios es común en Hamburgo para ambos centros. Es decir, hay unos contenidos mínimos requeridos.

Baja Sajonia – Niedersachsen

Si nos fijamos en el caso de Niedersachsen (Baja Sajonia), hay Gymnasium y Oberschule. Es decir, tras el Grundschule los estudiantes se dividen entre estas dos opciones. Los que pasan al Oberschule pueden sacarse el certificado de Hauptschule y de Realschule.

En muchos otros Bundesländer de Alemania hay Gesamtschule, donde se pueden hacer los tres certificados: Haupschule, Realschule y Abitur (el que se consigue tras el Gymnasium).

Otros detalles a tener en cuenta

Los libros de texto se toman prestados de la biblioteca del colegio. Al finalizar el curso se devuelven para que los alumnos del curso siguiente los puedan volver a usar.

Cada instituto ofrece unas determinadas actividades extraescolares AG (Arbeitsgemanschaften) que también son gratuitas. Son dos horas semanales de talleres como cine o investigación, entre otros. A nivel de colegio (no sólo en el instituto) este concepto también existe.

El gasto escolar es por tanto mínimo. Sólo el comedor (para quien lo necesite), donde existen también muchas ayudas. No se usan uniformes ni si quiera en los colegios privados. La enseñanza privada es, por otro lado, muy escasa. La mayoría de los alemanes asisten a colegios públicos, que son totalmente gratuitos. La universidad privada sí está más generalizada.

Para las mamis que os encontréis en plena búsqueda de colegio para vuestros Minis, todos los colegios ofrecen un día de puertas abiertas (Tag der Offenen Tür) para enseñar sus instalaciones, hacer charlas sobre sus métodos de enseñanza, actividades extraescolares, filosofía y valores, y mucho más. Además, como ocurre en países como España, la zona en la que vivas te da prioridad para asistir a un colegio cercano a tu domicilio.

La opinión de nuestra colaboradora 

En la Escuela Infantil no hay fichas, ni hay proyectos, ni hay contenidos. La educación no tiene nada que ver con la que España utiliza, y sin embargo, el aprendizaje no es inferior. Personalmente, considero que el aporte que ofrece Alemania desde la primera etapa educativa es bastante más considerable. 

Soy consciente que a día de hoy sigue habiendo mucha gente que piensa que el juego es sólo eso, pero también sé que cada vez más padres y educadores apuestan por ofrecer a sus pequeños una nueva y mejor forma de aprender. Para mí, el aprendizaje e integración de nuevos conocimientos, siempre sigue la misma norma: practicar. Para practicarlo es necesario darle uso, y eso es posible a través del movimiento. 

La teoría es maravillosa, pero la práctica es otro nivel. Entonces, si tan importante es para un adulto, ¿por qué para un niño no debería serlo? En la escuela, y por eso utilizo el término “acompañar a los pequeños”, los niños y yo estamos en el mismo escalón. Yo no estoy por encima, ni ellos por debajo; al igual que el de 3 años no es superior al de 1. Todos aprendemos. Incluso yo. 

Los grupos son pequeños, y todos tienen diferentes edades. De esta forma, el más pequeño se fija del mayor, intentando hacer lo mismo que él, y el mayor puede ayudar al pequeño, haciendo posible un aprendizaje mutuo. Se trabaja de una manera flexible y libre. Sin necesidad de programar el curso, se alcanzan objetivos como confianza, empatía, independencia o control de sentimientos.

Al igual que el aprendizaje de idiomas, la educación infantil pasa por los mismos procesos. No nacemos con una mente preparada para leer y escribir, igual que no nacemos para que nuestra cabeza “decline” en alemán a la primera. ¿Por qué tanta prisa? La presión puede dar lugar al bloqueo, y un inmediato rechazo. Sin embargo, el tiempo, el movimiento y la maduración, son esenciales, y regalan el efecto contrario.

Por supuesto, las instalaciones y el medio son claves, y Alemania cuenta con excelentes recursos para hacerlo posible. Por eso, Ana, te invito públicamente a conocer la escuela en la que trabajo, sus instalaciones y metodología. 

Pues todo esto te hemos contado hoy sobre el sistema educativo alemán. Un tema que ha dado para muchas palabras y del que aún podríamos escribir mucho más. Si eres toda una experta en la división de colegios que se da en tu comunidad autónoma y te gustaría colaborar, sólo tienes que decírmelo. Desde aquí envío un GRACIAS como una casa a Cristina (nuestra colaboradora de hoy en el blog). También a las colaboradoras en la sombra: Carmen (profesora de instituto en Hamburgo) y Anna (profesora de colegio en Hamburgo). ¡Sois lo más!

Ser madre en Alemania implica enfrentarse a retos y este de entender cómo funciona la enseñanza en Alemania sin duda lo es. ¿Qué te ha parecido el post? ¿Sabías ya lo lioso que puede llegar a ser el sistema educativo alemán? ¿Tienes alguna experiencia en este tema con tus Minis?

Si te gusta el blog y no te quieres perder ninguna entrada, escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te enviaremos cada nueva publicación. Además, recibirás totalmente gratis nuestro eBook con las preguntas más frecuentes sobre Elterngeld, Kindergeld, Elternzeit y Mutterschutz. ¡Gracias!

Tags:

6 comments

  1. Hola! Nosotros ya hemos comenzado con las puertas abiertas del instituto y es un lío estresante! Para más inri, en mi pueblo no hay secundaria y han de irse a los pueblos vecinos y eso me agobia un poco mucho .
    La subvención para la etapa 3-6 es en todo Hessen, no solo en Frankfurt.

    1. Muchas gracias Jennifer por el apunte. Lo acabo de modificar.

      Mucha suerte con la búsqueda de colegio… Entiendo que es un rollo eso de que tengan que ir a pueblos vecinos al cole. ¡Mucho ánimo!

      Un abrazo,
      Ana

  2. No existen Comunidades Autónomas en Alemania. En todo caso estados federados (Länder). No es lo mismo, ni mucho menos.

    1. Gracias Rubén por el apunte. Ya está modificado.

      Un abrazo,
      Ana

  3. En muchos Bundesländer (pej en BaWü) son los padres quienes deciden a qué tipo de escuela de secundaria va y los profesores solo pueden hacer una recomendación.

    1. Hola Bibiana, gracias por tu comentario.

      Efectivamente y hasta donde sé, la última palabra la tienen los padres. El el caso de que los padres decidan que su hijo irá a un colegio que no fue el recomendado por su tutor, me aseguraría de las consecuencias que esta decisión podría tener. En el sentido de si posteriormente sería posible volver a cambiar y bajo qué circunstancias.

      Un abrazo,
      Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *