Doble maternidad en Alemania

doble_maternidad_en_Alemania

Sois muchas las que alguna vez me habéis escrito contándome que tenéis ya un Mini de un año (o menos) y estáis de nuevo embarazadas en Alemania. ¿Cómo es tener hijos seguidos en realidad? ¿Es tan idílico como parece? ¿Qué se siente al pasar de dos a cuatro en menos de dos años? Hoy te quiero contar mi experiencia de doble maternidad en Alemania.

Si tus dudas van en la línea de qué pasa con el Elterngeld si te quedas embarazada del segundo durante tu Elternzeit, esta entrada sobre dos bebés en dos años te resolverá tus dudas.

Doble maternidad en Alemania

Hablando recientemente con una chica española, también madre de dos Minis, me contaba la angustia que sintió el día que se puso de parto. Estaba angustiada no por los dolores o por la incertidumbre de cómo iría todo, sino porque tenía una niña de dos años a la que no tenía con quien dejar cuando llegara el día de dar a luz. Esto que te cuento nos ha pasado a más de una. Ser madre en Alemania implica sentirte muy sola en momentos que, viviendo más cerca de tu familia, seguramente estarías más arropada.

¿Y por qué te cuento esto? Enfrentarte a un parto teniendo ya un bebé, le puede pasar a cualquiera. Pero si se trata de que estás en otro país, lejos de manos en las que confías para que te echen una mano con tu otro Mini, la cosa se complica. Y esto querida, es sólo el principio.

¿Qué supone tener hijos tan seguidos? ¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes? ¿Qué retos hay que superar cuando en menos de dos años te ves con dos personitas que dependen completamente de ti?

Desde el punto de vista de los niños

Siempre he pensado que tener hermanos o hermanas de tu misma edad (o casi) te ayuda a tener complicidad con ellos. Sin embargo, si lo analizas más en detalle, creo que esto no siempre es así. Tengo amigas con hermanos casi de su misma edad, que se han llevado fatal durante toda su infancia y adolescencia. Aunque también las tengo que se llevan fenomenal. Creo que depende del carácter que tengan los niños y de la educación que les inculquen los padres. Como madre, uno de mis objetivos es que mis Minis se lleven como hermanos que son, en el más extenso sentido de la palabra. Me encantaría que tuvieran complicidad y que se supieran apoyo incondicional el uno del otro.

Un punto a tener en cuenta, no sólo como madre de niños seguidos sino a cualquier edad, es el tema de la rivalidad. Los celos, las comparaciones, el no fomentar eso de “mira que bien lo hace tu hermana” (y qué difícil es no hacerlo) creo que es primordial.

Aún recuerdo cuando me dijeron que Mini C no tendría celos de Mini A porque se llevarían muy poco tiempo, y que él prácticamente no se iba a enterar. Fue un gran error. Por supuesto que se enteró. Ya te conté cómo vivimos los celos entre hermanos en casa durante los primeros meses de vida de Mini A. Y desde ya te digo que, si me volviera a pasar, intentaría estar mejor preparada. Además, los celos pueden aparecer en distintas etapas del crecimiento y desarrollo del niño. No sólo al comienzo.

Es cierto que siendo niños que se llevan tan pocos meses el uno con el otro (15 meses), se hacen mucha compañía. Juegan los dos juntos (cuando quieren) y se echan mucho de menos cuando falta el otro. Sin embargo, creo que es primordial darle a cada uno su sitio. Dedicarle tiempo y atención a cada uno por separado. Estar pendiente de las necesidades de cada uno y no tender a tratarlos a los dos del mismo modo. Cada niño tiene sus necesidades y sí que creo que ellos (los que se llevan poco) pueden echar en falta en un momento dado tener a su padre o a su madre sólo para ellos. Esto, por ejemplo, lo veo una ventaja de los niños que son hijos únicos más tiempo. Han disfrutado de la atención de sus padres al 100% y sus padres se ha adaptado a la maternidad y paternidad respectivamente, de una manera menos brusca que, por ejemplo, en nuestro caso. (Recuerda que yo me quedé embarazada de Mini A cuando Mini C tenía apenas seis meses. Una novata en toda regla).

Desde el punto de vista de la madre

Para mí la maternidad es un tsunami, ya te lo he dicho alguna vez. Pues la doble maternidad es un tsunami al cuadrado. Tener dos niños pequeños requiere mucha dedicación, de día y de noche. Aunque al final es como todo, depende del niño y de la situación de cada familia. Pero vamos, creo que lo normal es que un bebé no duerma doce horas del tirón (ni cinco) hasta pasados los seis meses. (Y después, ya veremos). Despídete de Netflix y de ese libro que te estabas leyendo para una buena temporada. Creo que no hace falta que te diga que es agotador tener dos criaturitas que parece que hacen turnos para despertarse y que tú no pegues un ojo. Cada minuto de tregua es crucial para recuperar sueño.

Saca tiempo para ti

Sigo con frases para el recuerdo con las que no quiero desanimar a nadie sino ponernos en situación si aún no sabes lo que te espera. El primer año de vida del segundo hijo es todo un reto para toda la familia. Para vosotros como padres y como pareja; para el hermano o hermana mayor. Todos tienen que arrimar el hombro. El hermano mayor poco podrá hacer si tiene 15 meses, como era el caso de Mini C. Pero el padre tendrá que apoyar todo lo que pueda a la madre. ¿Cómo? Dándole un respiro de niños a su mujer. (No nos olvidemos que la madre sigue siendo mujer, con hobbies, necesidades, amigas… Con vida propia, vamos). Hace unos días, leía en la cuenta de Instagram del blog 9 meses y un día después (con la que me río mucho, por cierto), que cuando eres madre pasas a ser segundona de tu vida. Pues eso. Creo que es fundamental conservar una parcela propia en todos estos cambios que trae la maternidad. También para el padre, ojo. Pero en mi caso, soy yo la que ha tenido un cambio de vida radical. Dejando de trabajar temporalmente para dedicarme a dos criaturitas a tiempo completo.

Temporadas sin trabajar

Muchas de las que tenemos hijos seguidos hemos tomado excedencias para estar con ellos. Eso conlleva un cambio de vida total en comparación con la vida que, como mujeres trabajadoras, teníamos antes. No será raro que te veas sobrepasada con todas las tareas que ahora se han convertido casi en tu responsabilidad las 24 horas del día los 7 días de la semana.

Como ya estás leyendo, tener hijos (imagino que en general, no sólo seguidos) es maravilloso. Pero también conlleva muchos cambios a tu vida que hay que saber gestionar. Si los hijos son además seguidos, tendrás que adaptarte aún más rápido a todos estos cambios. Éste proceso ya te aviso que no es fácil, así que búscate una vía de escape. Esos veinte minutos al día para ti. (Si pueden ser más, mucho mejor). O unas cuantas horas el fin de semana. Organízarte con tu pareja y saca tiempo para ti, para hacer algo que te guste. Los niños pequeños requieren mucha energía y absorben mucho tiempo. T aseguro que a la larga y si no haces otra cosa, resulta agotador. Es necesario que recargues las pilas como mínimo una vez a la semana y a diario con tu píldora de la felicidad de veinte minutos.

Asegúrate de qué vas a hacer después

Ya lo sabes tú pero te lo repito por si se te había olvidado. Tus Minis crecerán, antes de lo que te imaginas. Y llegará el momento en el que no veas que tu presencia permanente sea necesaria. La reincorporación al mundo laboral después de una excedencia no es fácil. Ni en Alemania ni en ningún sitio. Sin embargo, creo que es necesario recuperar tu vida, tu independencia y tus obligaciones, más allá de ser madre. Sobre todo si es lo que quieres.

La maternidad también es una época para reinventarse. A lo mejor ya no te ves llevando la vida que tenías antes de ser madre. Los horarios, los viajes. Conozco muchas madres que se han hecho autónomas después de ser madres, que han montado su propia empresa y han buscado un trabajo compatible con el estilo de vida que ahora llevan. Aunque supongo que esto también es personal, creo que somos muchas las que nos sentimos realizadas con nuestros trabajos, independientemente de nuestra faceta como madres. Ser madre 24 horas está fenomenal, pero pasados los primeros años de vida de tus retoños, seguramente el cuerpo te pida algo más.

¿Cómo lo ves tú? ¿Tienes hijos también seguidos? ¿Cuál ha sido tu experiencia como madre?

Si te gusta el blog y no te quieres perder ninguna entrada, escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te enviaremos cada nueva publicación. Además, recibirás totalmente gratis nuestro eBook con las preguntas más frecuentes sobre Elterngeld, Kindergeld, Elternzeit y Mutterschutz. ¡Gracias!

Tags:

11 comments

  1. Yo te sigo aplaudiendo por llevar tan bien la maternidad de dos tan seguidos. Yo me quedo embarazada a los 6 meses de haber tenido al pezote y creo que me habría suicidado!!!
    Bravo valiente!

    1. jajajja ¡Ay Nuria qué me río contigo!

      Pues seguro que no. Tendemos a admirar más lo que hacen otras personas pero tú lo habrías hecho igual de bien o mejor seguro.

      Gracias por el apoyo y lo ánimos, se agradecen mucho. Yo intento relativizar al máximo y ver el lado positivo de las cosas, porque así se hace más fácil. Eso no quita que reconozco que estoy viviendo una de las épocas más difíciles de mi vida. Pero ha sido por elección así que mejor no quejarme demasiado 😉 .

      Un besote enorme y a ver qué próximas http://www.nuriadasenhamburgo.com nos regalas!

  2. Excelente artículo me encantó, Por fin un artículo realista. A veces no se como te aconsejan tener un segundo bebé y menos tan seguido después de vivir la experiencia, creo q esa persona no te quiere en lo absoluto. GRACIAS excelente post.

    Ana mis respeto.

    1. Hola Marianyela, me alegra mucho que te haya gustado el post.

      La verdad es que yo no es que no lo recomiende, sino que quiero que se sepa que no es nada fácil. Vamos que es bastante difícil de hecho. Pero depende mucho de la ayuda que tengas en casa, las circunstancias de la pareja y el tipo de madre que seas. Yo me considero muy independiente y eso de no tener apenas libertad para nada por tener dos Minis tan a expensas de mí, me satura a veces.

      La verdad es que si hubiera esperado más a tener el segundo, quizá estaría arrepintiéndome ahora. Para mí el mayor reto ahora es seguir feliz con mis Minis y recuperar un trozo de mi vida de antes de ser madre, ¡qué la echo de menos!

      Un abrazo,
      Ana

  3. Hola Ana!
    Creo que yo era una de ellas, las que te pedí ese Post. Jejeje..
    Muy bueno! Y de mucha ayuda!;)
    Mi segundo mini nació hace un mes, y mi hija tiene 18 meses.
    De momento un poco caos.
    La verdad! Para mi lo difícil es a veces verme sin familia cerca, que es lo que ya decías. Que no tienes gente que te pueda echar un cable.
    En mi caso, veo muy difícil (al menos ahora que el peque es taaaan mini) quedarme con los dos sola, ya que el mini se queja bastante y pide comer a menudo y mi hija está exigiendo atención cada vez que me ve con el en brazos o dando de mamar.
    Esa organización la veo taaaan complicada!

    Y sin duda, de acuerdo contigo: coger nuestros ratitos!
    Tan importante!
    Todo se lleva mejor!

    No dejes de escribir tus experiencias!
    A mi al menos me ayuda mucho!
    Gute Nacht!;)

    1. Hola Leticia, ¡enhorabuena por tu reciente doble maternidad!

      Imagino el caos de ahora…tómate tu tiempo y teneros paciencia. Poco a poco las cosas se irán normalizando.

      Imagino lo difícil que es quedarse a solas con los dos… Pero a final vas buscándote los trucos y vas cogiendo mañas. Yo el año pasado con Mini A bebé total y Mini C fuera de la Kita cada dos por tres…no sé cómo lo hice pero sobreviví. Rodéate de amigas en tu situación y apóyate en ellas. Y cuando te vengas abajo recuerda que todo son fases y que lo estás haciendo genial. Eres una madre 10 si lo estás haciendo lo mejor que sabes. ¡Ánimo! y ya sabes donde tienes otra mami 😉 .

      Un abrazo,
      Ana

      1. Hola Ana,
        Gracias!
        …y gracias por tus ánimos!!
        Si! Eso es lo que siempre pienso yo, que todo son fases y que pasa tan rápido todo, que mejor que me centre en las cosas buenas, sin pensar en lo malo.
        Y lo monos que son!!

        Lo de quedarme sola con los dos, es eso, ir pillándole el truco…poquito a poco! Es todo un reto! Tú lo has dicho: sobrevivir!

        Va! A pensar en positivo!!
        Jejeje..

        Un abrazo y a pasar una súper semana!!
        Leti

        1. ¡Esa es la actitud!

          Un abrazo,
          Ana

  4. Hola! Lo primero enhorabuena por tu blog, me encanta leerte. Yo también soy mamá en Alemania de una bebé de 6 meses y me gustaría no retrasar mucho la búsqueda de mi segundo embarazo, la cosa es que me encuentro en Elternzeit. Sabes cómo es el tema del Elterngeld y el Kindergeld en esta situación? Es decir, si me quedo embarazada estando en el Elternzeit, tengo derecho a cobrar Elterngeld?.Me encuentro muy perdida en este tema. Un saludo!

    1. Hola Patricia, muchas gracias por tu comentario.

      Esta entrada te viene como anillo al dedo 😉

      https://www.myspanishsoul.com/dos-bebes-en-dos-anos-locura-o-bendicion/

      Ahí cuento qué pasa con el Elterngeld si te quedas embarazada estando en Elternzeit. Te adelanto que dependiendo de cuando te quedes, cobrarás algo más incluso que del primero. (Hay un plus llamado Geschwister bonus). Está todo ahí explicado 😉 .

      Un abrazo,
      Ana

  5. Me ha encantado el post. Tenemos un punto de vista muy parecido.
    Madre mía, embarazada a los 6 meses. A mí, me da un jari jajaja.
    ¡Mil gracias por la mención!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *