Consejos para vivir en Alemania: qué volvería a hacer (y qué no)

consejos_para_vivir_en_Alemania

¡Marzo ya está aquí! Las horas de luz se alargan y las temperaturas suben (poco, pero que no decaiga el ánimo). La luz al final del invierno ya se ve y no puedo esperar más al verano. Marzo es el mes en el que empecé a vivir en Alemania. Hace ya cuatro años que me vine a vivir a casi 3.000 Km de mi casa y hay algunas cosas que he aprendido por el camino. En una entrada anterior, te contaba las diez razones por las que creo que merece la pena vivir en el extranjero. Hoy quiero hacerte la experiencia lo más llevadera posible. Por eso te cuento algunos consejos para vivir en Alemania que he ido aprendiendo a lo largo de estos años.

Consejos para vivir en Alemania: qué volvería a hacer (y qué no)

Aprender alemán

Parece obvio pero es un paso fundamental. Para vivir en Alemania es necesario aprender alemán. El inglés está bien, pero no es suficiente si buscas integrarte completamente en la cultura alemana.  Aprender el idioma del país en el que vives no sólo te ayuda a encontrar un trabajo “de lo tuyo”, sino que te abre puertas a integrarte en su cultura y con su gente. Por ejemplo, en mi empresa el idioma oficial es el inglés, cuando comencé a trabajar allí casi la mitad de los empleados no eran alemanes. Sin embargo, a mí la entrevista me la hicieron en alemán. Saber alemán es un plus incluso si el trabajo en sí no lo requiere. Los cursos de alemán no son baratos y hay que dedicarles tiempo. Hay muchas opciones para aprender alemán, así que asegúrate de que encuentras la tuya.

Compra un buen abrigo y buenas botas

No me refiero a ninguna marca en concreto. Me refiero a un abrigo que te proteja no sólo del frío, también del viento y la lluvia. Si es con capucha mejor que mejor. Al menos aquí en Hamburgo el paraguas se usa poco. Lo mismo te digo con el calzado. Llevar los pies fríos es de las cosas que peor llevo. Si eres de las mías, asegúrate de comprarte unas botas con buena suela y hazte con un par de plantillas de esas de “borreguito” para llevarlas por dentro. Todo lo que inviertas en esto lo tendrás amortizado después de un par de inviernos.

Escuchar a los pesimistas

Hay gente que te absorbe la energía, ¿no te pasa? Yo lo noto en seguida y la verdad es que es lo último que necesitas cuando estás en medio de un cambio tan grande. Cuando empecé a dar clases de alemán, conocí a unos chicos que llevaban ya unos meses aquí. Estaban aprendiendo alemán y buscando trabajo. Tenían un nivel B1 o B2 y ambos tenían carreras de esas “con salidas”. Pues estaban desesperados. Habían ido a unas cuantas entrevistas y no les habían seleccionado. Lo peor era que estaban literalmente “asqueados” de Alemania, apenas cuatro o cinco meses después de llegar. No paraban de criticar a los alemanes y todo lo relacionado con Alemania. A mí su pesimismo me empezó a afectar y empecé a pensar demasiado. ¿Y si no encuentro nada después de aprender alemán? ¿Y si no consigo aprender alemán tan rápido como espero? Como sabía que pensar así no me llevaría a ningún sitio, empecé a poner algo de distancia con ellos.

Siempre habrá gente que te diga lo que no eres capaz de hacer. “No vas a encontrar trabajo de lo tuyo”. “No aprenderás alemán con buen nivel hasta que no lleves por lo menos dos años en Alemania”. No los escuches. No hagas de las limitaciones de otros tus propias limitaciones. Tú sabes quien eres, lo que quieres y lo que eres capaz de alcanzar.

En el tiempo que llevo aquí he conocido historias de todo tipo. Hay gente que llega sin hablar una palabra de alemán y unas semanas más tarde están trabajando con niños cuyos padres quieren que se les hable sólo en español. O trabajando en guarderías españolas-alemanas donde no todos los profesores deben hablar español. Depende de lo que busques y de tu formación, pero es importante mantenerse positivos. En Alemania hay, por suerte, mucho trabajo. No te desanimes y a por ello.

Obsesionarse con quedar sólo con alemanes

Ya sabéis que mi chico es alemán, por lo que yo lo tuve fácil para conocer a más alemanes. Sin embargo, no era tan fácil conocer a españoles. Bueno, hubiera sido relativamente fácil si lo hubiera querido. Pero pensé que integrándome sólo con alemanes me adaptaría más rápido. Esto lo haría diferente si volviera a pasarme hoy. Creo que es importante mantenerse en contacto con españoles. Hay veces, incluso pasados los años, que te sientes solo no por el hecho de estar solo, sino porque sientes que no hay gente que entienda 100% lo que te pasa. Esto un español que esté viviendo la misma experiencia que tú, lo va a entender a la primera. Como en muchas otras cosas, en el equilibrio esta la virtud. Un poco de alemanes y un poco de españoles 😉 .

Creer que los alemanes no te van a engañar

No se trata de que te vayan a engañar. Pero sí que hay veces que se omite cierta información (como pasa en muchos sitios, no sólo aquí). No seas demasiado confiado y pregunta. Por ejemplo, en una entrevista de trabajo. Pregunta sin complejos todo lo que te interesa o no te convenza de la empresa. Si negocias que te paguen la mudanza porque aceptas el puesto de trabajo, asegúrate de que te lo ponen por escrito en el contrato. Que no te tomen el pelo.

Informarte de los salarios que se pagan en tu sector

Uno de los consejos para vivir en Alemania de los que te beneficiarás durante toda tu estancia en este país. Cuando te pregunten por tus expectativas salariales en una entrevista, ten en cuenta que normalmente podrás negociar tu salario. No tendrás que tomar aquello que te ofrezcan sí o sí. En ese caso, es importante que sepas por dónde se mueve el mercado según tu formación académica y experiencia. De no ser así, puede ser que te encuentres trabajando por un salario significativamente inferior al de tu compañero de al lado (probablemente alemán), simplemente por no haberte informado bien antes.

Aprender un par de recetas de tu madre

Si te gusta comer, la comida será una de las cosas que más eches de menos. Aunque los ingredientes originales son a veces difíciles de encontrar, se puede conseguir algo bastante parecido a esa comida favorita de tu madre. Y créeme, ¡aunque no te salga igual, te sabrá igualmente a gloria! Pídele a tu madre que te de un cursillo intensivo antes de irte. Ella lo hará encantada y tu estado de ánimo lo agradecerá.

Pues hasta aquí mis consejos para vivir en Alemania. ¿Te han resultado útiles? Y tú, ¿cuáles son tus consejos para vivir en Alemania?

Si te gusta el blog y no te quieres perder ninguna entrada, escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te enviaremos cada nueva publicación. Además, recibirás totalmente gratis nuestro eBook con las preguntas más frecuentes sobre Elterngeld, Kindergeld, Elternzeit y Mutterschutz. ¡Gracias!

 

 

Tags:

6 comments

  1. Aprender alemán es básico!y lo de no obsesionarse con quedar sólo con alemanes un muy bien consejo, a veces necesitamos aunque sea hablar con alguien en nuestro idioma que no sea por teléfono;-)

    1. ¡Gracias por tu comentario!

      Aún hay gente que me pregunta si realmente es necesario aprender alemán para vivir aquí o si con el inglés basta 😉 . Respecto al tema de españolizarse o relacionarse con españoles en Alemania, ¡cuánto más tiempo llevo fuera más necesario lo veo!

      ¡Buen finde!
      Ana

  2. Hola,

    me parecen muy buenos consejos todos. Sobre todo el de huir de la gente pesimista. Yo me dí cuenta desde el principio que tuve la suerte de rodearme de gente muy positiva y maja, veíamos todo en plan broma, riéndonos de los problemillas y siendo prácticos… eso sí, de vez en cuando, algún ‘agrio’ rondaba a mi alrededor y cómo se nota la diferencia, te amargan el día! jaja

    También, como vosotras, considero super importante el idioma, hay que esforzarse a diario un poquito, si se quiere disfrutar de la integración. Yo, tras casi 8 años de estudiar alemán y 4 años en Alemania, hoy mismo voy a empezar un nuevo curso de C1.

    Una cosa que tampoco está de más es informarse un poquito sobre temas burocráticos, la vida en alemania y demás… hay muchos blogs maravillosos como este, que te pueden salvar de más de un apuro.

    Un saludooo!

  3. Excelentes consejos! espero sigas publicando esta clase de articulos! que aportan mucho al lector y este mucho mas a las personas inmigrates

    1. Mil gracias!

      Con mensajes así no faltará motivación para continuar.

      Un abrazo,
      Ana

  4. Tener conocimientos de aleman y si no apenas puedas empezar con clases de aleman. Venir con mucha paciencia, los alemanes son los reyes de la burocracia (hasta para morirse). Y encontrar trabajo toma un tiempo, por muy honestos que sean, siempre hay que fijarse en las condiciones de trabajo ( a mi me tomo cerca de 5 meses encontrar un trabajo y eso que soy de las famosas profesiones de la lista positiva)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *