Conciliación laboral y familiar en Alemania

conciliación_laboral_familiar

Hoy nos metemos de lleno en un tema que, personalmente, me interesa muchísimo. No sólo porque me toca de pleno. Sino porque creo que hay mucho vendedor de humo alrededor. Hoy te cuento mi experiencia de conciliación laboral y familiar en Alemania. Mis vivencias y las que me ha tocado vivir de cerca. En definitiva, todo lo que he ido averiguando a lo largo de estos casi siete años viviendo en Alemania.

Conciliación laboral y familiar en Alemania

Definición

Cuando hablamos de conciliación en Alemania, nos estamos refiriendo a la conciliación laboral y familiar en este país. Vamos a la web de la Real Academia Española para consultar la definición:

“Participación equilibrada entre mujeres y hombres en la vida familiar y en el mercado de trabajo, mediante la reestructuración y reorganización de los sistemas laboral, educativo y de recursos sociales, con el fin de conseguir la igualdad de oportunidades en el empleo, variar los roles y estereotipos tradicionales, y cubrir las necesidades de atención y cuidado de personas dependientes”.

Real Academia Española (RAE)

Conceptos clave de conciliación en Alemania

La conciliación laboral y familiar comienza a tambalearse con la llegada de los hijos. Empecemos por aquí:

Mutterschutz y Elternzeit

Son dos palabras que salen muy a menudo en MYSPANISHSOUL. La primera es la baja por maternidad en Alemania. Empieza “obligatoriamente” 6 semanas antes de la fecha prevista del parto. Y finaliza 8 semanas después de haber dado a luz. Durante este tiempo cobras tu sueldo en su integridad.

La segunda, Elternzeit, es el tiempo en excedencia que te puedes tomar. Puede hacerlo tanto el padre como la madre. Se puede prologar hasta tres años. Aunque pagada es solamente el tiempo que tomes hasta que tu Mini cumpla los 12 ó 14 meses de edad. Esto depende de si ambos progenitores hacen uso de esta excedencia o sólo uno. Dato importante: aquí cobras aproximadamente el 65 % de tu sueldo neto, con un tope de 1.800 euros mensuales.

Kindergeld

El Kindergeld es una ayuda más que conocida para los que pasáis regularmente por aquí, supone alrededor de los 200 € mensuales por hijo. A partir del tercero, la cantidad aumenta. En la zona de Bavaria existe, además, el Familiengeld. Otra ayuda para padres de hijos con edades comprendidas entre los 12 y los 36 meses. Otros 250 € al mes lo cuales aumentan a partir del tercer hijo cumpliendo los requisitos.

Escuelas infantiles o Kindergarten

En algunos Estados Federados de Alemania, las guarderías están subvencionadas. Sin embargo, esta ayuda se da sólo a partir de que el bebé haya cumplido el primer año de vida. En otros casos, sólo a partir de que hayan cumplido los 3 años. Anteriormente, si quieres llevarlo a la Escuela Infantil (y has conseguido plaza), la pagas tú. (Igual que si estás en una de esas ciudades donde las escuelas infantiles no están subvencionadas). Y más te vale haber sido precavida y haber buscado con tiempo (en ocasiones, estando aún embarazada). Una plaza de guardería puede demorarse hasta más de un año.

Otro dato importante: la mayoría de las escuelas infantiles que conozco cierran a las 4 de la tarde o antes. Las hay que cierran más tarde, sí. Pero no es lo habitual. Así funcionan las guarderías en Alemania.

¿Qué implica todo esto?

Pues que si difícilmente encontrarás una plaza para que alguien cuide de tu Mini antes de que cumpla el año. Tendrás que ser tú o tu pareja quien se quede en casa para hacerlo. Cuando vayáis a decidir quien lo hace, el sueldo de cada uno jugará un papel importante. Aquel que más dinero gane, será seguramente el que continue trabajando. Siendo el que menos gane el que se quede cuidando del bebé. Esto, lógicamente, no hará más que aumentar esta diferencia salarial entre ambos . Contando con que nadie se encuentre con un despido tras el Elternzeit.

Las estadísticas no mienten. En la mayoría de los hogares, es la madre la que se queda más de un año con el bebé. Un mes y medio antes de dar a luz, más los doce meses de rigor siguientes. Esto supone un punto de inflexión en la proyección profesional de la mayoría de las mujeres. El hecho de que los progenitores tengan ayudas para que sean ellos los que cuiden de su bebé el primer año, me parece genial. Pero, ¿por qué, a pesar de que se puede repartir el año de excedencia a partes iguales entre ambos progenitores, son pocas familias las que lo hacen?

Incorporación temprana tras el Elternzeit o el Mutterschutz

¿Te planteas volver al trabajo antes? Hay tres aspectos clave que van a determinar que puedas incorporarte antes del año a trabajar (o no):

Padre

En primer lugar, no son la mayoría de los padres los que están dispuestos a tomarse más de dos meses de excedencia o Elternzeit por el nacimiento del bebé. Las razones son variadas. Puede ser que ellos no quieran…

Jefe

…O puede ser que el empleador del recién estrenado padre no lo admita. (Aunque es un derecho y en la mayoría de los casos tiene obligación de dártelo). Ahí tienes que valorar si quieres -y te merece la pena- enfrentarte.

Sueldo

Otra posibilidad es que económicamente no podáis. Si tienes un buen sueldo, tendrás una buena vida y facturas que pagar. Reducir un sueldo a 1.800 euros netos al mes puede suponer un buen bocado en la economía familiar. Un bajón de ingresos que durante uno o dos meses seguramente podrás mantener. Durante seis meses o más, quizás no.

Escuela infantil o Tagesmutter

Si ya te decía que es complicado encontrar un Kindergarten o guardería que tenga plaza para tu Mini a partir de que cumpla el primer año. Si pretendes encontrar a alguien que lo cuide siendo más pequeño, tarea más que complicada. Además de que nuevamente, si lo consigues, tendrías que ajustarte a los horarios. A las cuatro, cierran.

Un dato que me llamó en su día la atención es que si consigues que una guardería acepte cuidar de tu bebé de, por ejemplo, 8 meses de edad. No sólo dejas de cobrar Elterngeld (ya que dejas de estar de excedencia al cuidado de tu bebé). Sino que no disfrutarás de la ayuda económica a la guardería. (La cual sí tendrías si esperaras a que cumpla el año). Sólo si puedes justificar que es tu empresa la que te pide que vuelvas a trabajar antes del año, tendrás opciones de cobrarla.

Conciliación en Alemania

Si eres padre o madre en Alemania, tienes la oportunidad de dedicarle ese primer año a tu hijo. La cuestión es, ¿facilita esto la conciliación laboral y familiar en Alemania? ¿O supone un punto de inflexión en la vida laboral del que te costará mucho recuperarte? Volvamos a la definición:

“Participación equilibrada entre mujeres y hombres en la vida familiar y en el mercado de trabajo, mediante la reestructuración y reorganización de los sistemas laboral, educativo y de recursos sociales, con el fin de conseguir la igualdad de oportunidades en el empleo, variar los roles y estereotipos tradicionales, y cubrir las necesidades de atención y cuidado de personas dependientes”.

Reparto de roles

Si la conciliación laboral y familiar va enfocada a sentar las bases para que tanto hombres como mujeres participen de la vida laboral y familiar en igualdad de condiciones. En el sentido de que ambos tengan las mismas oportunidades en el empleo y nos alejemos de los roles tradicionales. No sé como lo verás tú, pero yo lo veo chungo.

Repercusión en el futuro

Como ya apuntábamos antes, si llegas al embarazo ganando menos que tu pareja. Por cuestiones de economía familiar, es probable que te toque a ti llevar la mayor parte de la carga del cuidado de los niños. Y lo más preocupante es que esta brecha salarial no hará más que ampliarse con cada nuevo hijo que tengáis. (Se apoya la carrera profesional de aquel que más dinero gana, de algo hay que vivir). Con la repercusión que esto tendrá en la pensión de jubilación del que se queda en casa. Menos ganas. Menos cotizas. Menos cobras después. Todo lógico. Esto crea una dependencia económica y los roles, lejos de variarse, quedan cada vez más definidos.

Carga de los hijos prolongada en el tiempo

La carga del cuidado de los hijos no se prolonga sólo al primero año. Empieza en el Elternzeit o excedencia maternal. Sigue con las escuelas infantiles y sus horarios. Y continúa más tarde en los colegios. Donde no es raro ver a niños de 7 años y mayores, a las 12:30 del medio día por la calle porque ya terminaron las clases.

Hay centros de actividades extraescolares, (para los que también hay que conseguir plaza), que cuidan (otra vez lo mismo) de tus hijos hasta las 4. Los horarios en Alemania son diferentes a los de otros países. Pero una jornada laboral – a jornada completa – que termine a las 3:30 para poder ir a recoger a tu Mini a las 4, es complicado de encontrar.

Conclusión

Creo que todas las ayudas anteriormente mencionadas, lo que realmente fomentan es el tener hijos. No la conciliación laboral y familiar entre hombres y mujeres. Para conseguir esto último, creo que debería de incentivarse que ambas partes de la pareja, tomen su tiempo para el cuidado del bebé durante el primer año. A la vez que se facilite el acceso a alternativas para el cuidado del bebé, a aquellas familias que no puedan (o quieran ) quedarse un año en casa cuidándolos. Por parte de las empresas, ayudaría también una mayor flexibilidad de horarios y opciones de trabajo desde casa.

Aquí no se trata de juzgar si eres mejor por querer quedarte al cuidado de tu bebé cuanto más tiempo mejor. O todo lo contrario. Lo que tratamos de evaluar es, si Alemania es un país que fomente la conciliación laboral y familiar. Como se piensa en el resto de Europa. Si la ilusión de tu vida es criar a tus hijos y formar una familia, todo perfecto. Pero hay que pensar que hay mujeres cuya ilusión va por otros derroteros. Y que no quieren renunciar a todos esos años de estudio, esfuerzo y sacrificio invertidos durante la mayor parte de su vida, para poder ser madres.

Nuestra responsabilidad

No dejemos la responsabilidad de conciliar a los demás. Está claro que hay factores externos que ayudan (o no) a conseguirlo. Pero también nos tenemos que mirar hacia nosotras mismas. Y hacia los que tenemos alrededor. Es decir, nuestras parejas. A veces, somos nosotras nuestras peores enemigas y damos por sentados ciertos roles como propios. Como siempre, si es tu decisión asumir un rol determinado, fantástico. Pero nunca des por sentado algo que no hayas elegido tú. Siempre hay alternativas.

Si te gusta el blog y no te quieres perder ninguna entrada, escribe aquí tu dirección de correo electrónico y te enviaremos cada nueva publicación. Además, recibirás totalmente gratis nuestro eBook con las preguntas más frecuentes sobre Elterngeld, Kindergeld, Elternzeit y Mutterschutz.¡Gracias!

Tags:

3 comments

  1. Muy buen post! leí en algún sitio que desde hace poco existe la posibilidad de volver al trabajo media jornada y cobrando una parte del Elternzeit. Te suena algo al respecto? 🙂
    Gracias por toda la información!!

  2. Hola Ana, sabes cómo se llama la ayuda económica a la guardería?
    Y en qué estados se cobra? Vivo en Baden Württemberg
    Un saludo

  3. Muy bien explicado como siempre! Yo aunque vivo en España (mi marido es alemán), cuando venimos a Alemania observo que la mujer se encarga mucho más de los niños que en España. Me puedo equivocar pero esa ha sido siempre mi impresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *