Seis cosas que aprendí tras su primera vez con fiebre
su-primera-vez-con-fiebre

Seis cosas que aprendí tras su primera vez con fiebre

Los que me seguís por las redes sociales, sabéis que la semana pasada tuvimos a mini C con fiebre. Era la primera vez en su casi un año de vida ya, que se ponía malo. Como toda nueva experiencia, ha traído algún que otro aprendizaje. Hoy te cuento seis cosas que he aprendido tras su primera vez con fiebre. ¡Qué no te pase a ti! 😉

Seis cosas que aprendí tras su primera vez con fiebre

Si no supera los 38´5, no es fiebre

Bueno, quizá esto es un error de concepto que tengo yo mal aprendido. *Pero para mí, de toda la vida, si te pones el termómetro y superas los 37 grados tienes unas decimillas. Y si llegas a 37,5 tienes fiebre.

Ya estando embarazada de mini C, me resfrié y me dio fiebre. O lo que yo pensaba que era fiebre. Hablé entonces con la matrona y me dijo que si no llegaba a los 38´5, no era fiebre. Eso era erhöhte temperatur. Lo que es, para que nos entendamos todos, temperatura elevada.

Pues esta vez me ha pasado algo parecido. Tras dos días en los que, para mí, mini C tenía fiebre, llamé al pediatra por si debía llevarlo a que lo vieran. Una vez allí, le conté a la pediatra toda la retahíla de síntomas que tenía, entre ellos la fiebre. Al saber que sólo una vez llegó a los 38´5, me dijo lo mismo que mi matrona de aquel entonces. Si no supera los 38´5 no es fiebre. Pues eso.

Los dientes no dan fiebre

¡Y yo que llevo toda la vida pensando lo contrario! Puede pasar, pero unas decimillas. (Ver definición de lo que para mí son decimillas más arriba *). Vamos, que dos días con 38´5 no es por los dientes. Llámame ilusa, pero yo pensé que al salirle cuatro dientes de golpe, era una reacción normal de su cuerpo. Mi cara cuando ya hubo dos amigas y mi madre (madres todas más experimentadas que yo), que me dijeron que ellas nunca lo habían oído… (lo de dos días seguidas con más de 38 por los dientes) fue un poema. Me faltó tiempo para buscar el teléfono del pediatra, ya ante la idea de que fuera un virus y yo en la semana 26 de embarazo. En ese momento pensé, ¡qué tonta, cómo no lo he pensado antes!

Lo que sí puede pasar es que, al salirle los dientes, se le bajen las defensas a tu mini. En ese caso está claro que estará más receptivo a cualquier virus o “bicho malo” que se le cruce.

Si tiene fiebre, calcetines fuera

Los bebés pierden la mayor parte del calor a través de la cabeza, las manos y los pies. Es por eso que los recién nacidos siempre es conveniente llevarlos con un gorrito, aunque sea de algodón. (Sobre todo por estas tierras por las que yo me muevo, con este clima tan agradable…para las plantas).

Bueno, pues a lo que iba. Si tu hijo (o bebé) tiene fiebre, déjale mejor con los pies al aire para facilitar el proceso de “bajada de fiebre”. Bueno y no sólo eso. Déjale con un body puesto y poco más. No peques de abrigarlo tipo muñeco de nieve, como me pasaría a mí.

Mejor no dar Paracetamol hasta que no supere los 39 de fiebre

Pues ahora que ya sabemos lo que es la fiebre y cuando se puede decir que alguien tiene fiebre, viene la segunda gran sorpresa de la semana. La fiebre no es mala. (O eso dicen). La fiebre es un mecanismo de defensa de tu cuerpo, que indica que tu cuerpo está reaccionando al virus o lo que sea. Por lo tanto, es importante dejarla actuar para ayudar al cuerpo a crear o fortalecer el sistema inmunitario. Sobre todo en niños pequeños que, como era el caso de mini C, aún no han tenido muchas oportunidades de fortalecerlo.

Yo, en mi ignorancia sobre lo que es fiebre y cuando se debe tomar (o dar) Paracetamol para bajarle la fiebre, empecé a dárselo cuando vi que la fiebre (o la temperatura elevada, como parece ser que en realidad se llama) subía de 38. Cuando se lo conté al pediatra me dijo que era mejor no darle nada hasta que no llegara mínimo a 38´5. Hablando con otro pediatra amigo de la familia, me dijo que mejor 39,5. Ojipláica me quedé al escucharlo. Sinceramente, no sé si podría aguantar sin darle nada a mini C sabiendo que tiene 39 de fiebre. Porque eso ya sí es fiebre, aquí y en Pekín. Además, al parecer hay niños que aún teniendo fiebre están activos. No es el caso de mini C. Estaba como un trapo, en el sentido literal de la palabra. Sólo quería que le acurrucaran y dormir. ¡Pobrecito!

Un virus normal desaparece al cuarto día

Pues eso. Que si eres una madre más bien relajada y llevas a tu bebe más bien tarde que temprano al pediatra, ten en cuenta que no deberías esperar más de tres días. Si pasado este tiempo aún sigue con fiebre (más de 38´5, ya lo sabes 😉 ) puede ser un síntoma de que tiene un virus más puñetero de la cuenta. Llamémosle Varicela, Sarampión o similar.

Es normal que no coma

Es una de las cosas que más me han agobiado durante esos días. Mini C no quería comer nada. Ni siquiera yogurt, que siempre me funciona. Al comentárselo al pediatra me dijo que no me preocupara y que era normal. Lo que sí hay que cuidar es que este hidratado. Ofrecerle líquido y cosas que sabemos que le gustan, como el biberón de leche. He de decir que cuando le daba el Paracetamol y le bajaba la “temperatura elevada”, sí que estaba más receptivo a comer. Otra de las razones por las que me costaría mucho esperar a que la fiebre le suba a 39 para darle Paracetamol.

Pues hasta aquí las seis cosas que he aprendido tras su primera vez con fiebre. Sobra decir que todo lo que lees es producto de mi experiencia como madre primeriza en Alemania. Lo que significa que no soy pediatra ni me he leído un libro de medicina en mi vida. Lo que te acabo de contar es la experiencia que he vivido y que compartiría con una buena amiga, por si le pudiera ayudar o servir de orientación en algún momento ;). 

¡Feliz fin de semana!

 

Deja una respuesta

Con el código: BIENVENIDA tienes un 10% de descuento en toda la colección ✨

×

Carrito