Papillas de verduras, carne y pescado: ¿cómo, cuánto y cuándo?
papillas_de_verduras_carne_y_pescado

Papillas de verduras, carne y pescado: ¿cómo, cuánto y cuándo?

El paso del biberón a las papillas no siempre resulta fácil. ¿Con qué empiezo? ¿Qué cantidad debe tomar? ¿Hay algún alimento a evitar? Ya te contaba hace unos días a partir de qué edad nos recomendó el pediatra comenzar con papillas. En este proceso de tránsito del biberón a la papilla, es importante observar las señales que tu bebé te va dando. Sólo así podrás saber si está preparado para dar el siguiente paso. Hoy te cuento todo lo que he aprendido sobre este tema en papillas de verduras, carne y pescado: ¿cómo, cuánto y cuándo? ¡Espero que te guste!

Papillas de verduras, carne y pescado: ¿cómo, cuánto y cuándo?

Entre el quinto y el sexto mes, puedes empezar con las papillas. Yo comencé sólo con papilla de verdura aunque con relativa rapidez le fui añadiendo otros alimentos. Te cuento las pautas que me dieron a mí. Puedes ir añadiendo pollo, ternera o pescado a las verduras poco a poco durante este periodo. Yo empecé con el pollo. Cocinaba al vapor unos cien gramos y de ahí me salían cinco raciones. El pollo lo mezclaba con verduras tipo zanahoria, apio, patata, espinacas, calabacín, judías verdes… dependiendo de lo que tenga. Aquí te dejo un ejemplo de receta que me dio el pediatra para una ración:

Papilla de verdura y carne

  • 100g de verdura
  • 50g de patatas
  • 30g de carne magra (sin grasa). Por ejemplo, ternera, cerdo, cordero, ave
  • 1 cucharada de Rapsöl (aceite de colza)
  • Media cucharada de zumo de fruta o puré de fruta como postre.

Yo esta receta la he adaptado un poco según lo que he ido investigando. Por ejemplo, intento no darle más de 20g de ternera, pollo o pescado por ración. El Rapsöl lo sustituyo por aceite de oliva. No suelo añadir patata a no ser que no vaya a congelarlo. La patata congelada queda con una textura grumosa. El cerdo aún no se lo he dado aunque en teoría desde el quinto mes podría. Para el pescado utilizo un pescado blanco tipo merluza. ¡Ah! y no le añado la cucharada de zumo de fruta ni suelo darle puré de fruta como postre. La fruta se la fui dando un poco después en la merienda.

Mi experiencia

A mi así me ha ido muy bien. Sí observo que la ternera le da mucho sabor a la papilla, por eso no le añado más de 20 g de carne a cada ración. Le voy alternando los distintos tipos de carne y el pescado para que coma variado. La verdura también se la voy alternado. En Alemania es típico añadir Pastinake (pastinaca) a las papillas de bebés. Yo no la había visto nunca, pero es una especie de zanahoria blanca y dulce. Si quieres, también puedes añadirle brócoli, Kohlrabi (colirrábano o colinabo según la traducción que he encontrado), calabaza y cualquier tipo de verdura que sea fácil de digerir. En cuanto al pescado también puedes probar con salmón. De hecho en las papillas que ya vienen preparadas es el tipo de pescado que suelen tener aquí en Alemania. Bueno y nada de sal. Aunque te parezca aburrido de sabor, a tu bebé le gustará 😉 .

Yo estuve la primera semana alternando entre papilla de verdura sólo y verdura con pollo. Después comencé a alternar la papilla de verduras con pollo con la de verduras con ternera. Por último y ya cuando tenía los seis meses, empecé a darle la papilla de pescado. En medio del proceso le empecé a dar papilla de fruta por las tardes. El resto de las comidas las hacía con leche de continuación. Más o menos comía cada cuatro horas.

¿Qué cantidad de papilla debe tomar?

En cuanto a la cantidad adecuada que debe tomar al comenzar con las papillas, la que Carlos se tomaba estaba en torno a los 100g. La verdad es que en cuanto que notaba que no tenía más ganas tampoco insistía. Poco a poco fue comiendo más. Con cinco meses y medio se tomaba sobre los 200g de papilla al medio día y unos 100g de papilla de fruta por la tarde. Cuando pregunté qué cantidad era la recomendada que comiera con su edad, el pediatra me respondió que cada bebé es diferente. No hay una cantidad reglada según la edad. Lo importante es que el bebé continue creciendo y, por lo tanto, subiendo de peso de manera normal. Si esto sucede es que está comiendo la cantidad adecuada.

¿Y los cereales?

Para cuando fuimos a la revisión del pediatra de la U5 (Untersuchung 5) le expliqué al pediatra qué tal me iba con la alimentación y me comentó que ya podía comenzar a darle cereales por la noche. Una cosa que me llamó la atención es que en España suelen recomenzar empezar con cereales sin gluten. Aquí el pediatra me dijo que no era necesario. Es decir, que podía comenzar a darle cereales con gluten a partir del séptimo mes. Le comenté que en España se solía empezar más tarde y me dijo que en Alemania antes también. Pero que piensan que el aumento de las intolerancias al gluten que hay pueden ser debidas a que se empieza demasiado tarde con el gluten. Yo la verdad es que no sé que es lo mejor pero, tras comentarlo en casa, decidimos comenzar con cereales con gluten y hasta ahora sin problema. Otra cosa que me llamó la atención es que el pediatra me dijo que le podía mezclar los cereales con leche de vaca en lugar de sólo con agua o leche de fórmula. (Sí, aquí te indican en las cajas de cereales cómo prepararlas sólo con agua. Acabo de descubrir que es España es sólo con leche). También puedes diluir la leche de vaca en agua y mezclarla con los cereales. Lo que sí me aconsejó es hervir la leche antes, comprar leche bio y no darle más de 200 ml de leche de vaca diaria. En las instrucciones sobre cómo preparar los cereales te suelen decir cómo hacerlo.

¿Y qué cereales?

A Carlos el tema de los cereales no le convencía nada. Además, aquí no se suelen dar en biberón sino en forma de papilla. La razón que he encontrado para ello es que darle los cereales en biberón aumenta la probabilidad de caries si eres de las que dejas al bebé con el biberón un poco a su antojo. Si estás pendiente de quitarle el biberón cuando haya terminado no debería de suponer ningún problema. Yo he probado varias marcas. Comencé con la de Alnatura, después con éste de Koelln y también con los de Aptamil, que es la marca de la leche de continuación que compramos. Aptamil es Almirón es España. Ésta última es la que más le gustaba a Carlos. Una amiga me habló de Holle, una marca que usa muy poco azúcar en sus alimentos. Así que la he probado y por lo pronto está funcionando. Carlos se la toma estupendamente. ¡Esperemos que le dure!

Por cierto, las cucharas que yo uso son éstas de Nuby.  Por un lado son muy practicas, ya que la parte de color cambia a blanca si la comida está demasiado caliente. Se pueden lavar en el lavavajillas y están libres de BPA. Son aptas para bebés a partir de los cuatro meses y protegen sus encías. Empecé con unas más blanditas y anchas pero una amiga me recomedó éstas después y la verdad es que me gustan más. Y en cuanto al babero te recomiendo del tipo un poco “plasticoso” y con mangas, si no quieres estar lavando continuamente. Sobre todo si dejas a tu bebé que vaya experimentado él solo con la cuchara .

Como en la entrada anterior sobre este tema, esta información sobre papillas de verduras, carne y pescado está recogida en In Form (Deutschlands Initiative für gesunde Ernährung und mehr Bewegung).

¿Qué te parece esta forma de empezar con las papillas? ¿Cómo lo has hecho tú? ¿Qué diferencias notas respecto a la forma de hacerlo en España?

 

Deja una respuesta

Con el código: BIENVENIDA tienes un 10% de descuento en toda la colección ✨

×

Carrito