Básicos para tu bebé: lo que volvería a comprar
los_básicos_para_tu_bebé

Básicos para tu bebé: lo que volvería a comprar

Si estás esperando un bebé, tendrás mil preguntas en la cabeza sobre las cosas que vas a necesitar y las que no merece la pena comprar. Los artículos de bebé no son nada baratos y te planteas qué cosas son las realmente necesarias. Para ayudarte a decidir, hoy te cuento qué básicos para tu bebé yo volvería a comprar y el por qué.

Básicos para tu bebé

Te cuento desde mi experiencia aquellas cosas que me alegro de haber comprado y que volvería a comprar. Algunas porque las estoy usando mucho, otras porque me resultaron muy prácticas en su momento. Te aviso que no soy muy dada a comprar tiestos que luego vayan a usarse dos veces, por lo que prefiero pensar las cosas con calma antes de comprar. En casa no hay mucho espacio y odio tenerla llena de trastos, así que intento comprar sólo lo que sé que realmente vamos a usar.

Cochecito de bebé (Kinderwagen)

Esto más que uno de los básicos para tu bebé, diría que es un imprescindible. Aquí hay mucha oferta de cochecitos y marcas que en España yo no había visto. Nosotros buscamos uno que fuera relativamente ligero (suelen estar entre 12 y 15 kg) y «fácil» de desmontar para meter en el coche (que pudiera hacerlo yo sola cuando saliera con el bebé). Además, debía caber en nuestro coche (un Polo), una tarea no tan fácil porque el maletero es francamente pequeño. Otra cosa que para mí es fundamental es que las ruedas giren bien. Es decir, que lo puedas llevar perfectamente con una mano. Creo que es uno de los artículos de bebé en los que merece la pena invertir, ya que es algo que se usa a diario, durante años y además fácilmente reciclable para cuando vengan hermanos 😉 . Nosotros compramos un Joolz Day. Además de funcional me parece muy chulo en cuanto a diseño y admite mucha personalización. Hoy por hoy sigo encantada. Además, es muy estable y cuenta con muchos accesorios que se pueden comprar a parte.

Maleta para transportar el carrito (Transporttasche)

Lo incluyo en los básico para tu bebé con la aclaración: si tienes pensado volar con tu carrito. Esto es algo en lo que no pensé en un principio. Sin embargo, una vez que mini C cumplió los dos meses empezamos a volar con él a España. Desde entonces hemos volado a menudo y una maleta para transportar el carrito viene muy bien para protegerlo, tanto higiénicamente como de los golpes. Da pena como tratan el equipaje y facturar el carrito sin protegerlo de ninguna manera es multiplicar el riesgo de que tengas que recogerlo a pedazos en tu destino. El carrito lo metes en la maleta diseñada para ello, ocupando como una maleta grande de 23 kg. Así, puedes facturar el carrito sin problema como equipaje del bebé (no hay que pagar nada adicional), y te aseguras que tienes tu carrito sano y salvo cuando llegues (y limpio). Yo lo he usado mucho y lo recomiendo si quieres llevarte tu cochecito allí donde vayas.

Hamaca (Wippe)

Esto es otro artículo que a día de hoy seguimos usando. Al principio, los bebés donde mejor están es tumbados. Sin embrago, una vez que cumplen unas ocho semanas (en el caso de mini C, si no recuerdo mal) ellos ya quieren ver qué hay a su alrededor. Para esto la hamaca esta genial. Nosotros tenemos una de Baby Björn. Son muy flexibles, ya que están hechas con una funda de tela de algodón lavable y una estructura metálica. La hamaca se adapta completamente a la postura del bebé, meciéndose por sí sola cuando el bebé se mueve. Además, se pueden plegar ocupando muy poco espacio.

Sillita para el coche (Babyschale)

Otro imprescindible si tienes coche. Nosotros lo usamos mucho, ya que solemos usar el coche con frecuencia. Creo que merece la pena invertir unos euros en seguridad, ya que tu bebé viajará en él durante su primer año. Busca uno donde tu bebé quede bien encajado sin espacios entre su cuerpecito y la estructura de la sillita. Muchos traen una estructura tipo cojín, que se puede quitar una vez que el bebé va creciendo.  Recuerda que el bebé no debe estar sentado ahí más de dos horas.

Teléfono (Babyphone)

Es otra cosa que seguimos usando mucho, y eso que no vivimos en ninguna mansión. Al principio el bebé seguramente dormirá con vosotros en la habitación. Nosotros hay veces que, durante el día, estamos en la cocina y Carlos duerme en otra habitación. Solemos cerrar la puerta para que no pase el olor a comida al resto de la casa y yo me quedo mucho más tranquila teniendo nuestro Babyphone encendido en la cocina. En el nuestro no sólo se escucha cuando Carlos hace algún ruido, sino que se encienden unas luces. Para mí otro básico casi imprescindible.

Pucksack

Esto es algo de lo que ya os he hablado en alguna otra entrada y que no conocía antes de llegar a Alemania. El Pucksack es una especie de saquito donde se mete sobre todo a los recién nacidos, dejándolos muy acurrucaditos en el interior. Las ventajas del Pucksack frente al saco de dormir tradicional es que facilita que el bebé se quede en una posición parecida a la que ha tenido durante meses en la barriga de su madre. Así el bebe duerme más tranquilo y mejor.

Saco de dormir (Schlafsack)

Aquí se usa mucho desde el principio, ya que se considera más seguro que echarle una mantita por encima a tu bebé. La razón en que la mantita puede, teóricamente, subir por encima de los hombros dificultando la entrada de oxígeno al bebé. Con el saco de dormir esto no pasa, ya que tiene unas mangas. Además para cuando el bebé empiece a mover las piernas, el saco de dormir es también muy práctico porque evita que se destape.

Minicuna (Wiege)

Ésta es la cuna en la que el bebé duerme desde el primer día. Considero muy cómodo que tenga ruedas, para que sea fácil moverla del dormitorio a cualquier habitación de la casa durante el día. Ahora están muy de moda las Babybay, que permiten que la cuna se fije como una prolongación de la cama de los padres. Se supone que facilita la tarea de la lactnacia durante la noche a la madre. Nosotros heredamos una minicuna tradicional y la verdad es que contentos. Imagino que la Babybay está genial también, pero no me ha supuesto un trauma tener que incorporarme por la noche para coger al bebé en brazos cuando le ha tocado comer.

Cómoda cambiador (Wickelkommode)

Muy recomendable. Además de ser una cómoda donde guardar ropa y otras cosas del bebé, queda a una altura perfecta para cambiarle los pañales. Nosotros ya teníamos una cómoda de IKEA y lo que hicimos fue comprar el accesorio cambiador en Amazon. Nos salió bastante bien de precio y con los tiradores nuevos queda que parece otra.

Cubo de baño (Badeeimer)

Ya os conté que me he vuelto muy fan del cubo para bañar a bebés. Este cubito facilita la hora del baño, ya que por una lado el bebé se sienta en una postura similar a la que tenía dentro de la barriga de su madre, y por otro lado queda apoyado facilitándote la tarea de bañarle. Además, ocupa muy poco espacio. Punto positivo para los que no contamos con mucho sitio en el baño.

Estufa para la cómoda cambiador

Al principio era muy reacia a poner una estufa en la pared que calentara el cambiador de Carlos. Pensé que naciendo en julio y considerando que no vivimos en el polo norte ni en una casa sin techo, no haría falta. En el hospital teníamos una en la habitación y cambié de opinión. Al final compramos una y la pusimos en la pared. No queda especialmente decorativa pero es algo que usamos a diario. Teniéndola encendida sabemos que Carlos no va a pasar frío y da igual si nos entretenemos vistiéndole.

Papelera para pañales (Windeleimer)

Yo esto lo veía bastante prescindible. Sin embargo, aquí mi cónyuge estaba empeñado. Pues tengo que reconocer que no sólo es práctico poder tirar los pañales directamente, sino que al meterlos en esta papelera se quedan «embasados al vacío» evitando que huelan. Una vez que la bolsa está llena (caben unos quince pañales) la tiras como una bolsa de basura normal y pones una nueva.

Pues hasta aquí los básicos para tu bebé. El viernes de esta semana comienza Babywelt en Hamburgo (en la web encuentras más ciudades por las que irá pasando a lo largo del año), una de las mayores ferias de artículos para bebés. Aquí encontrarás algunos de estos básicos para tu bebé, a menudo con descuentos sobre el precio final. Nosotros compramos aquí el carrito y la hamaca para Carlos, y nos ahorramos un 10% en cada uno sobre el precio final. Además de regalarnos el saco para el carrito y una barra con muñequitos para la hamaca. La entrada en la puerta cuesta 12€, 11€ si la compras online con antelación. Échale un vistazo a la web para ver qué marcas van y si te puede resultar interesante.

¿Qué básicos incluirías o cual dejarías fuera de la lista?

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito