Así visten los niños en Alemania

niños_en_Alemania

Hace tiempo que tengo ganas de escribir una entrada sobre como visten a los niños en Alemania. Y es que es una de las cosas que, aún después de cuatro años, me siguen llamando mucho la atención. No sólo la forma de vestir de los niños, sino también la de los adultos. En este caso, los colores suelen ser mucho más oscuros. En tema de chaquetas, chaquetones y prendas similares de abrigo, es casi imposible encontrar a alguien que se salga del negro o el azul marino. En general mucho gris y colores oscuros, ropa mucho más cómoda y practica.

Ojo, recuerdo en este punto que vivo en Hamburgo, al norte de Alemania. Seguro que no es igual en todas las partes de Alemania. Lo mismo que no es igual en todas las partes de España. En mi caso la referencia es en comparación a cómo vestimos en el sur de España. Pero bueno, vamos a centrarnos. Dejando a un lado como vestimos los adultos, hoy quiero contarte el choque cultural que he tenido este año al ser más consciente sobre cómo se visten los niños en Alemania.

Así visten los niños en Alemania

Nada de faldones

La primera sorpresa viene justo después de nacer, en la ropa que te llevas en la maleta del hospital para el día que os den el alta. Con la de faldones ideales que tenía mi madre preparados para su nieto, la primera reacción de Mr. B fue: ¿en serio le vas a poner un vestido a Mini C? La verdad es que es algo que hasta ese momento no me había planteado. En la zona de la que vengo, es muy normal ponerle este tipo de indumentaria a bebés recien nacidos, tanto niños como niñas. Quizá los de las niñas algo más historiados con volantes y lazos, pero básicamente Mr. B llevaba razón, ambos son vestidos. (Sólo faltaba ponerle a un bebé varón un faldón pantalón para salir del hospital, si es que existieran 😉 ). Es entonces cuando te planteas el sentido de ponerle a un recién nacido este tipo de indumentaria en una ciudad donde sólo han visto algo similar en los trajes de bautizo.

¿Bodies con cuello?

Una vez superado el momento faldón sí, faldón no, viene el tema de los peleles, bodies, rebequitas y todo lo demás. En España es normal encontrar bodies con cuello. Aquí no se ven en la calle y tampoco en las tiendas normales. Sólo en ZARA encontrarás algo. Pero los bebés que yo me he ido cruzando durante este tiempo no los llevan.

Mucho estampado y nada de celeste y rosita

En la época en la que iba a Pilates pos parto, creo que era la única madre que le ponía algo azul celeste a Mini C. Los bebés aquí a menudo llevan bodies o peleles estampados con muñecos en colores múltiples. Es raro ver a un bebé vestido de rosa o azul celeste. Esto, unido a que no le ponen pendientes a las bebés niñas, hace que a veces sea un auténtico reto averiguar si un bebé es niño o niña. Quien dice celeste o rosita dice también colores pasteles. Verde claro o beige tampoco se suelen ver en niños alemanes.

Todo con un matiz grisáceo

Conforme los niños van creciendo, a veces no hace falta que crezcan mucho, los colores van tomando un tono grisáceo. Rosa grisáceo, amarillo grisáceo,… Toda la gama vamos. Y no, no es que a los padres se les haya ido la mano en la lavadora y hayan colado algo negro con la ropa de color, es que ya vienen así de la tienda. En invierno arrasan los buzos de lana prensada, del estilo de la que se usa para las chaquetas austriacas.

Materiales biológicos y todo cien por cien natural

Otra cosa que me llama mucho la atención sobre como visten los niños en Alemania es que se mira mucho la composición de la ropa. También se usa mucho algodón orgánico y gusta el “fabricado en Alemania”. Se le da mucho valor a que sean tejidos biológicos y cien por cien naturales. Mucha ropa es hecha a mano, incluso los primeros zapatos de piel son a menudo cosidos a mano por una pequeña marca local. También verás a muchos niños llevando gorro tanto en invierno como en verano. Lana o algodón según toque. Y no me refiero a sombrerito para protegerle del sol, me refiero a un gorrito como el de lana, pero de un material más ligero que siguen llevando en este tiempo (como el algodón). Además de unos pañuelitos en forma de pico, también de algodón, alrededor del cuello.

Ropa de segunda mano

Por último, otra curiosidad muy extendida por aquí que no veo que haya llegado a España es la de comprar ropa de segunda mano para niños. Hay incluso tiendas especializadas con prendas, juguetes y complementos de niño a muy buen precio porque ya han sido usados. En España creo que lo más aproximado a esto sería cuando heredas ropa de tus sobrinos, algún otro familiar o amigo.

Si te gusta la ropa de estilo español y no la encuentras en Alemania, deja de pagar sobrepeso cada vez que vas a España. En esta entrada encuentras siete marcas de ropa española para niños en Alemania.

Ya te he contado que pronto Mini C comenzará la guardería. Unas semanas antes, nos llamarán para tener una reunión en la que, entre otras cosas, nos darán una lista sobre las cosas que debemos comprarle para que se queden allí. Entre ellas seguro que no falta unas botas de agua y unos pantalones impermeables de esos con tirantes para que pueda jugar en el parque sin miedo a terminar empapado y todo lleno de barro. ¡Estoy expectante!

 

Tags:

7 comments

  1. Hola Ana, muy interesante tu post, como siempre. 🙂

    No estoy todavía muy metida en el tema bebés, pero con lo poco que he visto, confirmo totalmente muchos de los puntos que comentas: ropas grisáceas, gorritos siempre, el pañuelito al cuello, … también he visto bebés de más de un año en bodas, casi en pijama. Creo que en españa sería impensable.

    Lo de ropa de calidad y bio, se puede extrapolar a los adultos también, no? Por lo menos en mi entorno, qué obsesión por comprar caro! jeje En cuanto a la monotonía de colores que mencionas en adultos, no sé qué es mejor, esta sosez de Alemania o lo exageradamente coloridos y tuneados que vamos a veces en el sur de España, estilo folclórico total, jaja A mí me gusta, un término medio. 😉

    Eso sí, en una cosa tengo que darle la razón a tu marido, estaremos muy acostumbradas, pero pienso los batones son como de otro siglo. En mi familia hay incluso uno precioso que ya usó mi abuelo de bebé, y que todos se los ponen a los nuevos bebés orgullosísimos. A ver como me escapo yo de esta, jeje

    Un saludo y suerte buscando Matschhose (seguro que solo los encuentas azul marino o grises, jajaj)

    1. Muy buenas Roseta, me alegra ver que vemos Alemania con los mismos cristales.

      Me ha encantado lo de, “¡qué obsesión por lo caro!” . No puedo estar más de acuerdo. Desde que estoy en Alemania tengo la sensación de que los Alemanes, sin ven que algo es barato, desconfían inmediatamente de la calidad. “Lo barato no puede ser bueno”, parece que piensan.

      En cambio, en España estamos siempre a la caza y captura de una ganga 😉 .

      ¡Gracias por ayudarme con la palabra Matschhose! Intuyo que mi vocabulario volverá a ampliarse con una buena lista de todas estas cosas en septiembre 😀 .

      Un abrazo!
      Ana

  2. Madre mía, este tema de diferencias del vestir nos puede dar para un libro XDD

    En cuanto a estilo, yo sí que diría que hay poca diferencia entre lo que yo conocía y lo que he visto aquí con los bebés.

    Lo de los “batones” (Yo lo conzoco como faldón/faldones) en Madrid, Castilla y zona de Valencia hace mucho que sólo se usa en los bautizos, y cada vez menos, y sobre todo menos en niños, en niñas aún. A veces parece que vayamos para atrás, pero eso de “como le vas a poner un vestido a un niño”… pues eso, que parece más de hoy en día que de antes, que era lo más normal.

    Lo de los bodys con cuello, es gracioso, porque precisamente con el frío que hace XD Yo eso también buscaba o camisetas, en cuanto vi unas para el mayor las cogí. Pero supongo que es como para los mayores, en la calle ideal, pero luego entras donde sea y te asas.

    Lo de color en la ropa, para recién nacido si se nota bastante. Me hacía un montón de gracia, estando en foros de embarazo de hispanas (incluida américa latina) y de alemanas, que ponían sus primeras compras de ropita, es tal cual dices y más allá. Las alemanas todo ropa super neutra, beige, gris, tonos pastel… y que no tenías muy claro si eran para niño o niña. Y bueno, las hispanas… si era niña ya veías todo rosa ya no pastel sino chicle, tutús, camisetas de minnie… y si era niños todo azulón, marinerito, vaqueros… XDDD Menudo mundo de diferencia.

    Luego en niños o adultos yo no he notado tanta diferencia en cuanto a color. En Valencia la gente viste de color, pero tirando a discreto, y aquí igual. Aún así, se ven muchas chaquetas tanto de adultos como de niños azul medio o celeste, rojas, rosas, verdes…

    En cuanto a tipo de ropa, una barbaridad. No he sido capaz de llevar ninguno de mis abrigos de España en Invierno. De hecho, alguno de invierno lo he llegado a usar en Agosto. Y si, la Regenkleidung de los niños, es uno de los mejores inventos que hay. Me encantan las chaquetas finitas pero forraditas, porque abrigan y aíslan un montón, y es mucho más cómodo para los niños que ponerles un abrigaco gordo. Te recomiendo cuando tengas que ir a comprarlo pasarte por Erninst Family, o ver si cazas algo en rebajas en Karstadt.

    Lo del biológico y lo caro… Yo creo que tienen muy comida la cabeza, igual que con la comida. Yo sintiéndolo mucho, con todo lo que he leído, pues creo que es un poco igual. Y al final casi todo viene de china, sea caro o barato (salvo que lo busques local, y ahí ya si que afloja un riñón). Pero bueno, están el Primark y el Erninst, que ambos tienen buena calidad a buen precio.

    1. Hola Taisa, ¡gracias por tu interesante aportación!

      Sn duda se nota que eres una madre experimentada en esto de vestir a tus peques en Alemania 😉

      Gracias también por los consejos sobre Karstadt, Primark y Erninst Family, ¡apuntados quedan!

      La verdad es que comparto todo lo que dices. Desde que los batones (o son faldones? 😉 ) están cayendo en desuso a la cantidad de marketing que hay detrás de todo lo “Bio”.

      Lo de distinguir bebes niños o niñas es lo que peor llevo. Cada vez que quiero decirle a alguna madre que su bebé es muy mono dudo de si usar el “Sie” o el “Er” y al final me quedo sin decirle nada por miedo a liarla.

      Un abrazo,
      Ana

  3. Hola!! Mi bebe nace a primeros de diciembre y estoy ya pensando, solo pensando, en que tendre que comprar de ropita. Mi familia de España me esta regalando pijamitas de manga corta y larga pero con el frio de Hamburgo la verdad que me cuesta verlo vestido asi 😉
    Que tipo de ropa me recomendais que compre?
    Muchas gracias y PD. Me encantan tus post

    1. ¡Hola Cris!

      ¿Qué tal va ese embarazo? Disculpa la tardanza, ¡por poco se me pasa responder este comentario!

      Pues yo te diría que pijamitas de manga larga, pero sin pasarse de grosor. Ten en cuenta que en muchos casos las casas en Alemania están mejor acondicionadas para el invierno que las españolas. En mi caso es así. Yo paso más frío en la casa del sur de España de mis padres que en la mía de Hamburgo.

      Para dormir, seguramente lo metas en un Schlafsack (saco de dormir) o un Pucksack) por lo tanto con un pijama de manga larga es suficiente (todo depende del grosor de l saco de dormir que tengas. En todo caso si ves que se queda desabrigado siempre puedes ponerle un body debajo).

      En cuanto a la ropita para salir, yo usé mucho este inviernos las polainas de ZARA. Las hay en varios colores lisos y son de algodón. Un body de manga larga con unas polainas y un jersey de punto está bien para estar en casa. Si lo vas a sacar de paseo lo abrigarás con un buzo de lana o de tela de anorak. En general, para el tema del frío, ponle una capa más de ropa de las que tu lleves.

      También es bueno que tengas pantaloncitos tipo leggings (sin la parte del pie). Esto me lo aconsejó a mí mi matrona para que el bebé tenga movilidad en el tobillo).

      Un abrazo,
      Ana

  4. […] algo de especial. Esta es al menos mi impresión. Ya sabes que tuve un shock cultural cuando vi cómo visten los niños en Alemania, muy diferente a cómo lo hacen en España, sobre todo en el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *