¡Hi & Welcome!

Soy Ana y desde hace algo más de cuatro años vivo en Hamburgo (Alemania). Casada con Mr. B  (alemán de nacimiento), hace ya algunos meses que me convertí en madre expatriada dando la bienvenida a Mini C. Un precioso bebé que ha cambiado nuestras vidas por completo. Y como la experiencia nos gustó tanto, continuamos ampliando la familia con la llegada de Mini A.

En Myspanishsoul voy compartiendo mi día a día contigo, lo que me inspira y mis experiencias como madre española expatriada en Alemania.

Un poco sobre mí: Economista con varios años de experiencia laboral tanto en España y como en Alemania. Actualmente aprovecho la pausa que me brinda la maternidad alemana (Elternzeit) para desarrollar lo que se ha convertido en mi única afición y vía de escape durante estos últimos meses.

Un poco sobre nosotros: Mr. B y yo nos conocimos en Maastricht (Holanda) durante una beca Erasmus en 2008. Después de muchas horas de Skype y de dejarnos algún que otro sueldo en billetes de avión, dejé mi trabajo en España y nos vinimos a vivir juntos a Hamburgo. Un año y medio más tarde nos casamos y, algunos meses después, dimos la bienvenida a mini C a nuestra recién estrenada familia.

 

Ser madre expatriada y no volverse loca en el intento es, sin duda, una experiencia de superación. Anímate a preguntar y a comentar todo lo que quieras. Estamos aquí para eso 😉 .

¡Gracias por acompañarme en esta aventura!

 

¿POR QUÉ ESCRIBIR UN BLOG?

  • Porque la vida viviendo fuera de tu zona de comfort no es fácil y, a menudo, me hubiera encantado haber conocido de primera mano las experiencias de otras madres expatriadas en mi situación.
  • Porque si puedo ayudar a otra madre expatriada en Alemania contando aquí mis experiencias, todo el esfuerzo habrá merecido la pena.
  • Porque es una buena forma de conectar con personas con similares intereses.
  • Porque disfruto escribiendo y leyendo, y porque por fin he encontrado el momento para hacerlo.
  • Porque me sirve de vía de escape cuando mini C tiene uno de esos días en los que no paro de preguntarme ¡¿Pero qué estoy haciendo mal?!